Cómo la Mafia lucra con incendios forestales

(AP Photo/Francesco Saya)

Ecocidios para enriquecerse

Gioco con la peluria che è cresciuta insieme a me, vedo la Sicilia che brucia.
Juego con el vello que ha crecido conmigo, veo una Sicilia que se quema.

Este verso de Emanuela Rizzuto fue escrito durante el verano de 2016; seguramente, después del 20 de junio, día en que se iniciaron 800 incendios simultáneos en los bosques de Sicilia, Italia. 5 mil 665 hectáreas o 57 kilómetros cuadrados, un área muy similar al de la delegación Coyoacán en CDMX, fueron destruidas ese día, llevándose consigo partes de reservas naturales, casas, hoteles y granjas.


Sicilia, Italia

¿Cómo se inician los incendios en los bosques sicilianos?

Desde 2013 los incendios forestales en la isla han incrementado un 50%, segun Legambiente, organización que publica un reporte anual sobre «Eco Mafia» o crímenes organizados contra el medio ambiente para hacerse de bienes económicos.

Luego de que los incendios en esta enorme área fueron controlados, las autoridades italianas comenzaron la investigación para determinar el origen del fuego. De hecho, 50 niños que participaban en un campamento cerca de Palermo tuvieron que ser hospitalizados por la inhalación de humo.

A la conclusión a la que han llegado las autoridades es que el siroco, un viento proveniente del norte de África y que llega al sur de Italia, haya propagado las llamas en los bosques, pero que el detonante de los incendios fueron animales: gatos o cerdos.

Giuseppe Antoci asegura que personas miembros de la Mafia atan material inflamable bañado en gasolina en las colas de gatos o cerdos. Luego los dejan correr hacia los bosques para que el fuego se contagie a cualquier arbusto o rama, comenzando, así, incendios forestales en diversos puntos. Al momento de realizar la investigación, aparecen animales incinerados, por lo que la evidencia se camufla con el desastre.

Agrigento, Sicilia, Italia
Agrigento, Sicilia, Italia (Photo by Tullio M. Puglia/Getty Images)

Agrigento, Sicilia, Italia (Photo by Tullio M. Puglia/Getty Images)

¿Por qué?

La Mafia ha invertido fuertemente en empresas que se dedican a actividades de reforstación y en empresas del ramo de la construcción. Después del verano, testigo de incendios en la isla, las inversiones de la Mafia en estas empresas rinden frutos al producir la necesidad de reforestar los bosques quemados y comenzar obras y proyectos de construcción en partes del terreno tatemado.

Un dato hace singular esta situación en Sicilia: el sector laboral forestal emplea a 23 mil personas. De acuerdo con las estadísticas laborales de la Unión Europea, no hay otra región en Europa que emplee a esta cantidad de personas en esta rama laboral. A mediados de 2016, unas cuantas semanas antes de que se provocara el incendio masivo, 180 trabajadores forestales fueron cesados por estar involucrados en o bajo investigación por crímenes perpetrados por la Mafia.

Rosario Crocetta, gobernadora regional de Sicilia, indicó que

Este es un ataque político de la Mafia, en el que el objetivo no sólo se concentra en los bosques y la especulación de la tierra […] Este es también un ataque al gobierno que lucha contra la Mafia; es un apabullante ataque en masa.

Pero esto no es un caso aislado, sino que se le suma el caso de Giuseppe Antoci, presidente del Parque Nebrodi (lugar especialmente afetado por el fuego), quien ha sido objeto de múltiples intentos de asesinato. Antoci asegura que la Mafia estaba esperando el siroco para que el fuego se expandida y tiene otros argumentos que apoyan su idea de que el crimen organizado está detrás de esto. Antoci cree que la Cosa Nostra pretende apoderarse y controlar la zona por medio del caos; por un lado, intentando probar que el número inflado de empleados forestales es esencial y, por otro, lucrando con contratos de reforestación y proyectos de bienes raíces que sustituyen los campos quemados. La Cosa Nostra había conseguido capital por medio de la renta de tierra propiedad del estado a campesinos sicilianos absorbiendo así recursos de los contribuyentes de la Unión Europea. Se calcula que se absorbían 3 miles de millones de euros desde 2007 hasta 2013. Cuando el gobierno italiano decidió poner fin a esta dinámica corrupta en 2013, la Mafia comenzó a quemar bosques.


Parque natural regional del Nebrodi

El mismo, Antoci, dijo que en 2015, año en que también ocurrieron incendios en el parque, colocó cámaras de vigilancia que indicaron la ausencia de seres humanos al comienzo de los incendios. Comenta que los bosques quemados y los gatos quemados no se encuentran juntos por coincidencia.

Por su parte, Gianfranco Zanna, el presidente de la organizción ecologista Legambiente Sicilia, acusó al gobierno de tener poca o nula acción sobre estos problemas, lo que le permite a la Mafia a seguir lucrando con la destrucción del planeta. Dijo que

Evidentemente, las hectáreas de boque en llamas, las casas evacuadas, los animales chamuscados y los millones de euros que se van en los daños no es suficiente para lograr que el gobierno regional actúe. Por lo tanto, la historia se repite a sí misma cada año.

Las acciones de la Cosa Nostra ya no sólo atentan violentamente contra otras personas, sino que atentan violentamente contra otras formas de vida, la vegetal y la animal.

[/centrar-lectura]

comentarios
CARGANDO...