La Gendarmería combate a los talamontes en Calakmul

Selva de Calakmul, talamontes, maderas preciosas, selva,

En la espesura de la selva maya de Calakmul, recientemente se detectaron células de talamontes en busca de maderas preciosas.

Por medio de mapas satelitales, el laboratorio de datos de FOROtv y OPI Analytics ubicaron una importante zona de reforestación al noreste de la reserva, cerca de la frontera con Quintana Roo.

Al realizar un análisis de las fotografías satelitales, se estima que del 2014 al 2016 la pérdida de masa forestal en la zona creció en aproximadamente un kilómetro cuadrado.

La deforestación en estas zonas coincide con las zonas de tala clandestina de maderas preciosas como el granadillo y el ciricote, dos especies de árboles que actualmente sólo existen en las selvas de Calakmul.

“En este caso, estamos hablando de una especie netamente de la península de Yucatán por lo que nosotros, por lo que consideramos que debe ponerse en un status de protección máxima”, dijo José Adalberto Zúñiga, director de la Reserva de la Biósfera de Calakmul.

Por tratarse de grupos delictivos de talamontes, autoridades ambientales solicitaron el ingreso de la División Ambiental de la Gendarmería.

“Para combatir los delitos como la tala ilegal, la caza furtiva, el tráfico de especies de flora y de fauna, el cambio de uso de suelo no autorizado, además de apoyar con los incendios forestales que aquí se suscitan”, añadió Nazaret Chávez Rodríguez de la División Gendarmería Campeche.

Con los elementos de la misión de la Gendarmería Ambiental penetramos al noreste de la selva de Calakmul en busca de talamontes que depredan el llamado oro verde.

“Tiene un precio hoy en día, puesto en el mercado negro ilícito, en las comunidades más o menos entre 20 y 40 mil pesos el metro cúbico; sin embargo, debido a la situación que cada vez es más difícil, se está pagando hasta 60 mil pesos el metro cúbico”, explicó José Adalberto Zúñiga, director de la Reserva de la Biósfera de Calakmul.

En el camino también fuimos testigos del saqueo arqueológico en edificaciones mayas inexploradas y que se encuentran ocultas en la espesura de la selva.

En los alrededores encontramos indicios que delataban la presencia de talamontes.

Se trata de campamentos improvisados que, por lo regular, son la causa de grandes incendios forestales. El pasado mes de abril, un incendio devastó mil 200 hectáreas de selva en las zonas de amortiguamiento.

Las cámaras de fototrampeo son una herramienta valiosa para la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas para detectar las posibles rutas de operación y escape de los talamontes.

“Aquí estamos viendo cómo se hace el aprovechamiento ilegal de la especie granadillo dentro de la zona núcleo de la reserva de la biósfera. Estamos viendo que ahorita aprovecharon ya una parte y dejaron la siguiente, yo creo que nos escucharon o están trabajando más allá dentro”, explicó José Adalberto Zúñiga, director de la Reserva de la Biósfera de Calakmul.

Al verse descubiertos, los talamontes huyen y abandonan la madera y sus pertenencias.

Para abatir las mafias de talamontes, líderes forestales opinan que debe haber una mayor coordinación entre autoridades para desbloquear la salida y transportación de maderas preciosas.

“Quien verdaderamente está de tras de todo esto, debe ser alguien pesado, porque ¿cómo es que traen los documentos? ¿cómo es que los pueden pasar?”, se cuestionó Tomás Juárez Córdoba de la Asociación Regional de Silvicultores de Calakmul.

“Una coordinación interinstitucional para darle seguimiento a las autorizaciones, a los ejidos que tienen autorizaciones y garantizar que el aprovechamiento sea realmente sustentable”, agregó José Adalberto Zúñiga, director de la Reserva de la biósfera de Calakmul.

La aprehensión de talamontes no es tarea fácil. Se trata de grupos armados que conocen el terreno a la perfección, sin embargo, a dos meses de la presencia de la Gendarmería en Calakmul, ya se han logrado importantes decomisos.

“Vemos de buena manera que la gendarmería esté en Xpujil para que venga y trate de regular, trate de meter en cintura, que vean, que vean los delincuentes que sí hay el apoyo de la parte de la autoridad en ese sentido”, concluyó Tomás Juárez Córdoba de la Asociación Regional de Silvicultores de Calakmul.

Con información de Marco Antonio Sánchez
VM,

comentarios
CARGANDO...