Llamó a su familia mientras era perseguido por un oso, pero fue demasiado tarde

oso negro, ataque oso, Patrick Cooper, Alaska

(AP Photo/Mark Thiessen)

Patrick Cooper estaba a la mitad de su recorrido durante un evento deportivo en el camino de Bird Ridge -no lejos de Anchorage- cuando se dio cuenta de que era perseguido por un oso negro.

El joven de 16 años de edad tuvo tiempo de enviarles un mensaje de texto a sus familiares, quienes lo esperaban en la meta final de la carrera. Un familiar le avisó al director de la carrera sobre la emergencia.

El equipo de búsqueda rastreó a Patrick usando las coordenadas en el GPS de su teléfono. Sin embargo, no pudieron acercarse mucho ya que el mismo oso seguía rondando por la zona.

Un guardabosques le disparó al oso en la cabeza; sin embargo, no logró matarlo y el oso se escapó. El joven corredor ya estaba muerto cuando lo encontraron.

El ataque ocurrió el domingo. Hasta el momento, los guardabosques no han logrado encontrar al oso, supuestamente herido.

Un día después de la muerte de Cooper se registró otro ataque por un oso negro en la mina Pogo, también en Alaska. De acuerdo a un oficial de la mina, un empleado murió en el ataque y otro salió herido, actualmente hospitalizado.

Los trabajadores se encontraban en las cercanías de la mina, tomando muestras geológicas, cuando se apareció el animal.

Los paramédicos llegaron a la zona a tiempo para salvar al segundo hombre. Por su lado, los guardabosques cazaron con éxito al oso.

Según expertos, es realmente extraño que un oso negro ataque a una persona ya no se diga dos días seguidos y en ubicaciones distintas. Por lo general, cuando muestran una actitud agresiva, ésta suele ser defensiva, no predatoria.

Previo a los últimos dos sucesos, en este estado solo se habían documentado seis muertes a causa de un ataque de oso negro en los últimos 130 años, o sea, el 10% entre las fatalidades provocadas por osos, ya sea negros, pardos, o grizzly.

Por su lado, la comunidad de corredores en Bird Ridge se encuentra inquieta por lo sucedido con Patrick. Los guardabosques aseguran que no es común ver osos por aquel camino.

El director del evento dijo que en los 29 años que han realizado la carrera, nunca habían lidiado con un situación similar.

CARGANDO...