#Terrorismo

El terrorismo, una realidad para millones de personas durante 2017

Reino Unido sufrió siete ataques terroristas en 2017. (AP, archivo)

Reino Unido sufrió siete ataques terroristas en 2017. (AP, archivo)

El terrorismo se ha vuelto ya parte de la realidad de millones de personas alrededor del mundo, aquéllos que ocurren en Occidente son los que los que generalmente se llevan la atención y los titulares.

En 2017 en los países de la Unión Europea se llevaron a cabo al menos 27 ataques que cobraron la vida de 59 personas.

El Reino Unido fue el país con el mayor saldo mortal, con 36 muertes en 7 atentados, destacando el ataque en el puente de Westminster el 22 de marzo en el que cuatro personas murieron, la detonación de una bomba al término de un concierto de la cantante Ariana Grande en Manchester que mató a 22 personas y el ataque al Borough Market en el centro de Londres en el que 7 personas murieron.

En España 15 personas murieron en Barcelona tras el atentado en Las Ramblas el 17 de agosto. 

Además, cinco personas perdieron la vida en Suecia, tres más en Francia y se registraron actos terroristas sin víctimas mortales en Bélgica, Italia, Holanda y Polonia.

Fuera de la Unión Europea, en Rusia se llevaron a cabo 9 atentados en los que 28 víctimas murieron, el mayor de éstos se realizó el 3 de abril en el metro de San Petersburgo, cuando una bomba detonó matando a 14 personas.

En Ucrania, país en conflicto armado desde hace más de tres años, 14 personas murieron en 16 ataques. En Estados Unidos 12 personas murieron en 10 ataques, destacando el atropello de ciclistas en Nueva York el 31 de octubre en el que murieron 8 personas. Mención aparte merece el tiroteo en Las Vegas el primero de octubre en el que murieron 56 personas, sin embargo, no es clasificado estrictamente como terrorismo, por no contener explícitamente un mensaje político y por ende las víctimas no se incluyen en el conteo total.

En Turquía, 108 personas murieron en 48 ataques, el mayor de estos un tiroteo en un club nocturno de Estambul durante la celebración de año nuevo en el que 39 personas murieron.

Juntas, las cifras en estos trece países acumulan 221 víctimas en 111 ataques.  3% de las víctimas mortales del terrorismo a nivel mundial y 10% de los ataques.

En comparación, en los siete países con el peor problema de terrorismo, han ocurrido 86% de las muertes en 62% de los ataques.

El país que encabeza la lista con mayor cantidad de muertes es Afganistán, han muerto 1521 personas en 114 ataques, principalmente orquestados por el Talibán y el Estado Islámico.  El segundo en la lista es Irak con 1323 víctimas mortales en 226 atentados, casi todos del mismo Estado Islámico, le siguen Somalia con 944 muertos con el grupo Al Shabaab como principal responsable, Siria, país en guerra civil, con cerca de 900 víctimas tanto del Estado Islámico, como grupos extremistas, y completan la lista Nigeria, azotado por Boko Haram con más de 650 muertes, Egipto con casi 600 víctimas mortales y Pakistán con 466.

El peor atentado del año, ocurrido el 14 de octubre en Mogadiscio, la capital de Somalia, cobró por si solo 512 vidas.

En Europa y Estados Unidos, los fuertes dispositivos de seguridad permitieron reducir el número de víctimas mortales comparado con los años anteriores y disminuir los efectos de los atentados que sí se llevaron a cabo. Sin embargo, el reto en los países que encabezan la lista sigue siendo enorme y la baja repercusión en los medios del problema en estos lugares, comparando con los casos europeos, refleja la poca atención que la comunidad internacional le da a este problema.

 

Con información de Juan José Parcero

AAE

 

CARGANDO...