Ladrón muere en piscina tras haber sido baleado por sus víctimas

Piscina

Piscina (Pixabay)

Patrick de Oliveira, de 19 años de edad, murió luego de haber recibido un impacto de bala en el pecho cuando intentaba robar una casa en el municipio brasileño de Poconé, el sábado 11 de noviembre por la mañana.

De acuerdo a fuentes locales, Patrick y un cómplice ingresaron al domicilio que intentaban robar cuando su dueña, una mujer que regresaba de un paseo en bicicleta, abrió la puerta principal de su domicilio y entró hasta el jardín trasero.

Los delincuentes, viendo una oportunidad, entraron a la casa para robarla, pero cuando la mujer advirtió su presencia comenzó a gritar para alertar al resto de las personas que vivían allí.

Al escuchar los gritos de la mujer, su marido, que estaba en una de las habitaciones de la casa, sacó un arma, salió al patio y le disparó a Patrick en varias ocasiones, haciéndolo correr por el jardín, en dirección de una piscina.

Una de las balas impactó el pecho del ladrón, que luego de tambalearse, cayó de cabeza en la piscina, de donde no pudo salir.

Al escuchar los disparos el cómplice del de Patrick se dio a la fuga y, de acuerdo a fuentes oficiales, aún no ha sido capturado.

Por su parte las autoridades locales arrestaron al dueño de la casa por homicidio.

Según cifras recientes, el primer semestre de 2017 Brasil destacó por ser uno de los países más violentos de América Latina con un promedio diario de 155 asesinatos o seis por hora.

Por su parte Río de Janeiro, la segunda ciudad más grande de Brasil, tiene un índice de víctimas de muertes delictivas de 38 por cada cien mil habitantes. Estas cifras han llamado la atención de los medios de atención debido a la creciente inseguridad que se vive en sus calles.

Videos que muestran a ciudadanos brasileños impartiendo justicia con su propia mano son muchos y se pueden encontrar en YouTube, donde algunos han acumulado millones de vistas.

 

CARGANDO...