Los monstruos más extraños que aparecieron en los Power Rangers

Los Rangers se enfrentaron con toda clase de criaturas: desde calabazas raperas hasta taxis malvados.

A lo largo de sus más de 800 capítulos y 24 temporadas, los Power Rangers han tenido que enfrentarse a cientos de villanos con tal defender al Universo de las fuerzas del mal. Entre la larga lista de criaturas que han aparecido en la serie, hay algunas que destacan del resto por su enorme poder o relevancia en la historia. Sin embargo, hay otros personajes que recordamos más debido a su rocambolesco origen o su extraña apariencia que a veces rayaba en lo cómico.

Hacer una lista de todos estos monstruos sería casi imposible, sobre todo cuando se trata de una serie que, entre todas las generaciones de Rangers, ha durado casi un cuarto de siglo. Aun así, aquí recordamos algunos de los villanos más raros y exóticos que aparecieron en Mighty Morphin Power Rangers, la serie original en la que Rita Repulsa y Lord Zedd hacían de las suyas en Angel Grove con ayuda de sus secuaces.

Lipsyncher

Los Power Rangers siempre han luchado con toda clase de objetos antropomorfos, pero pocos fueron tan peculiares como Lipsyncher. Esta villana fue creada por Zedd a partir de un lápiz labial en el bolso de Kimberly (el bolso, por cierto, era el otro villano del capítulo) y a pesar de su naturaleza arrogante y vanidosa, era una contrincante formidable que atacaba con el poder de su voz y una espada.

Pumpkin Rapper

Una calabaza humanoide que sabe rapear… ¿necesitan algo más? Además de sus poderosos versos, Pumpkin Rapper contaba con calabazas bomba y tentáculos para atacar a los Rangers. Lord Zedd lo consideraba una de sus criaturas favoritas, así que Pumpkin Rapper regresó a la serie en varias ocasiones, incluyendo en un especial de –sí, adivinaron– Halloween.

Doomstone

Como si tener una cabeza de lápida y unas botas color naranja no fuese suficiente, Doomstone también tenía el poder de regresar a la vida a viejos enemigos de los Rangers. Y aunque nunca lo vemos derrotado, el villano desaparece misteriosamente mientras Pumpkin Rapper se convierte en el antagonista principal del episodio. Tal vez este personaje siempre estuvo destinado a ser olvidado en el panteón de la serie.

Doomstone tenía una cabeza de lápida y podía volver a la vida a viejos enemigos.

Brick Bully

Cuando Rita Repulsa intenta que Katherine (la segunda Pink Ranger) vuelva al lado oscuro junto a ella, lanza un rayo desde su báculo que accidentalmente golpea la pared de una construcción en la que los Rangers trabajan de voluntarios. Con esta compleja historia de intriga y giros inesperados es que nace Brick Bully, un villano con forma de pared que tiene la habilidad de transformar a las personas en tabiques. Pero eso no es todo, pues luego descubre que al devorar más materiales puede cambiar su forma e incrementar su poder, al menos hasta que los Rangers se suben a sus Zords y le patean el trasero de concreto.

Guitardo

Lord Zedd estaba algo obsesionado con las pertenencias de Kimberly, pues además de meterse con sus cosméticos, en algún momento de la serie el villano decide convertir la guitarra de la Ranger rosa en uno de sus esbirros. Al final, resulta ser una cigarra la que se convierte en un monstruo pero, al estar junto al instrumento, toma la guitarra como su arma principal. Es entonces que vemos al insecto tocar algo de música para hipnotizar a los jóvenes Rangers, hasta que al final del episodio es derrotada por los Zords y vuelve a su forma original.

Oysterizer

¿Imaginan algo más terrible que una ostra gigante? Tal vez, pero aun así nunca querrían encontrarse con Oysterizer. Este monstruo no fue creado gracias a los poderes de los villanos o a las habilidad de Finster, el sirviente de Rita Repulsa que se encargaba de moldear en arcilla toda clase de criaturas. Esta ostra era una criatura que vivía en las profundidades del océano y que fue despertada de su letargo por culpa de Rita Repulsa. Oysterizer usaba su enorme perla para golpear a sus enemigos, además también lanzaba un ácido capaz de corroer cualquier material. Este magnífico portento de ostra fue el encargado de cerrar la primera temporada de Power Rangers.

Crabby Cabbie

Por más raro que suene, los Powers Rangers no fueron los primeros en luchar contra un auto psicópata. Lo que sí es que Crabby Cabbie se lleva el premio al vehículo más estrafalario que se haya visto en pantalla: es un taxi con forma de cangrejo que usa una espada, y además tiene a un pequeño conductor con sombrero de chef. Crabby Cabbie aparece en un par de episodios de Power Rangers, aunque para ser honestos nunca representa un verdadero peligro para los héroes.

Genie

Otra de las pocas criaturas que no fueron creadas por Rita Repulsa y Lord Zedd. Genie es un genio-chacal que es liberado de una antigua lámpara con el objetivo de hacerle la vida difícil a los discípulos de Zordon. Esta musculosa versión árabe de Anubis no termina explotando –como el resto de los monstruos– al final del capítulo, pues en realidad bastó con que los Rangers destruyeran su mítica lámpara para hacerlo desaparecer.

Genie fue liberado de una antigua lámpara y peleaba co ayuda de una lanza.

See Monster

El See Monster es una criatura peculiar. Bajo lo que parece ser un gran abrigo hecho de su propia piel, esconde decenas de ojos que aturden a sus enemigos. Así, al mostrar su abrigo el See Monster no busca que lo vean, sino para usar su mirada como arma. Oh, la dulce ironía.

Polluticorn

Como si un unicornio humanoide no fuera suficiente, Finster decidió ponerle alas a esta criatura pensada para contaminar Angel Grove (sí, contaminar). Polluticorn puede disparar rayos de sus ojos, crear fuertes vientos con sus alas o usar el poder de su cuerno para luchar con los Rangers. La batalla final sucede, cómo no, en un centro de reciclaje en el que los héroes le enseñan –con una merecida dosis de puñetazos– a este unicornio maleducado que no es correcto andar por ahí contaminando la ciudad.

CARGANDO...