Hombre que bañó a bebé en agua hirviendo es condenado a 12 años de prisión

Representativa de agua hirviendo (Foto: Vsevolod Vlasenko/ Getty Images)

Un hombre de Jaén, una provincia al este de Andalucía, España, fue condenado a 12 años de prisión por el delito de bañar a su hijo, un bebé de cinco meses, con agua hirviendo.

Los cargos considerados fueron: lesiones por deformidad, con la agravante de parentesco y alevosía. La sentencia fue dictaminada por la Audiencia Provincial de Jaén, organismo que también le retiró al padre, la custodia del pequeño, la patria protestad así como una multa de 180,000 euros (aproximadamente 3 millones 655,303 pesos mexicanos).

Este hombre no podrá acercarse a menos de 500 metros de su hijo durante los 15 años siguientes al cumplimiento de la pena de prisión.

En el acta del caso, se consideró como probado que el acusado, “M.C.M.”, actualmente con 25 años, acudió acompañado por su pareja y el infante el 14 de agosto de 2012 a la residencia de su hermana, también situada en Jaén. Cuando las dos mujeres salieron de casa para comprar la cena de esa noche, el hombre se quedó con el niño y decidió bañarlo, introdujo al infante en la tina del cuarto de baño de la vivienda, mismo que carecía de ventana al exterior.

Una vez llenado de agua hirviendo a altísima temperatura un recipiente (SIC), lo volcó sobre el cuerpo de su hijo alcanzando la zona de los glúteos, genitales, cara anterolateral del tronco, muslos y piernas.”

 

El padre mantuvo al menor dentro del agua hirviendo, “comenzando inmediatamente el niño a llorar”, se señala en la sentencia. Cuando finalmente lo extrajo, lo cubrió con una especie de trapo que usó para secar al bebé, mientras a este se le desprendía la piel. La pareja y la hermana del sentenciado llevaron al infante a un hospital, donde quedó ingresado en la unidad de cuidados intensivos por quemaduras de segundo grado que afectaron el 70% de su cuerpo.

La sentencia niega totalmente la alegación de la defensa de que las quemaduras se produjeran de forma accidental  ya que se consideró que las lesiones fueron producidas al arrojar el agua hirviendo desde el exterior a través de un recipiente.  

El menor precisó de 296 días para curar, tuvo que ser sometido a varias intervenciones quirúrgicas para colocación de injertos cutáneos que suplantaran la piel dañada.

Con información de: Público

comentarios
CARGANDO...