El hombre que lleva 7 años visitando la tumba de su esposa

Fred Gilland visita a su esposa durante 7 años

Fred Gilland visita a su esposa (ABC)

La pérdida de un ser amado es de las experiencias más impactantes y emocionales que uno puede vivir. Cuando la muerte llega a la vida de una relación que lleva décadas en pareja, las formas en las que uno puede lidiar con eso se presentan como retos dolorosos, y cada quien encuentra la forma en la que mejor puede existir con este hecho. El hombre de 78 años, Fred Gilland, visita a diario a su difunta y amada esposa porque lo hace sentirse mejor. Lleva 7 años sin faltar un sólo día. La visita 1 hora o una hora y media y después regresa a su casa. Y este hombre de Tennessee, Estados Unidos afirma:

Simplemente la amé desde el instante en que la vi. Desde que murió no he vuelto a sentirme vivo y antes de que se fuera le prometí que permanecería con ella hasta el final.

El amor por su pareja lo motiva a estar ahí a diario. Y no busca separarse de ella. Habla con nostalgia de ella, pues estaba profundamente enamorado. Por eso cada día sigue su rutina de manera religiosa para visitarla. Fred afirma que siempre que la visita se puede sentir mejor ya que quedarse en su casa no le da esa sensación y no hace nada más. Recuerda la música que le gustaba, las historias que tenían juntos y lo bello que cantaba. Afirma:

Siempre fue bella y tenía una voz preciosa. Estará cantando con Elvis, espero que lo esté. Si Elvis escuchase su voz, sé que cantarían juntos

Fred, aprovecha no sólo para dar testimonio del amor que tuvo por su difunta pareja sino que le da un consejo a todas las parejas jóvenes.

Por más difícil que sea, hagan un esfuerzo y solucionen sus problemas. Vale mucho la pena estar junto a alguien a quien consideras especial.

comentarios
CARGANDO...