#Trump

“Hay que abandonar el inútil deseo de cumplir los caprichos de Trump”: Ernesto Zedillo

Ernesto Zedillo Donald Trump

(Davos-Klosters/Switzerland/World Economic Forum/Flickr)

El ex presidente de México, Ernesto Zedillo escribió una publicación editorial en el Washington Post para responder a las distintas amenazas hechas por Donald Trump a México.

Ahora, el que fuera presidente de México entre 1994 y el 2000, es profesor de economía internacional en la Universidad de Yale. Haciendo uso de este prestigioso cargo para tener un voz en los periódicos más importantes de Estados Unidos, Zedillo propuso algunos puntos en cuanto a las amenazas de Trump contra México.

En su columna, Zedillo habló, primero, de la forma en que se ha comportado el gobierno de Enrique Peña Nieto frente a las imprecaciones del nuevo presidente estadounidense. Así, explicó que, a pesar de considerar que el primer acercamiento prudente del gobierno fue el adecuado, ahora debe cambiar su enfoque hacia respuestas menos pacientes.

“Ésta es una situación desafortunada y triste, pero el esfuerzo por cumplir los caprichosos deseos del presidente Trump se ha mostrado inútil y no debería continuar. No sirve de nada para México ni para Estados Unidos.”

También, mencionó que toda esta estrategia estuvo, tal vez, perdida de antemano por la irracionalidad de las peticiones cada vez más estrafalarias de Trump:

“En retrospectiva, creo que la probabilidad de llegar a un acuerdo mutuo en los temas de la agenda mexicana de Trump siempre fueron pequeños. Considerando también que sus demandas siempre han desafiado cualquier racionalidad económica y legal.”

Al llegar así a temas más precisos, el ex presidente de México habló de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En este sentido, Zedillo explicó que el postulado principal de Trump se basa en una incomprensión fundamental en cuanto a la historia del intercambio comercial entre estos dos países. Porque Trump opina que el TLCAN fue una forma astuta de México para robarle recursos a los estadounidenses. Esta posición implicaría que sólo México se ha beneficiado del tratado, como ha dicho Trump en diferentes ocasiones. Y esto, como gran parte de lo que dice, es una absoluta mentira:

“Debido a la increíble capacidad tecnológica y emprendedora que tiene, Estados Unidos ha sido el principal beneficiario de la nueva forma en que se organiza la producción y el comercio internacional. Muchas empresas estadounidenses han podido competir exitosamente en el mundo, frente a compañías de Europa y Asia, creando buenos trabajos bien pagados en su país, precisamente porque pueden desarrollar libremente relaciones en sus cadenas de producción con lugares como México. En este caso, gracias al TLCAN.”

(AP Photo/Pablo Martinez Monsivais)

Donald Trump Zedillo

Lo que propone a continuación Zedillo es que olvidemos la idea de renegociar el TLCAN con Trump y que nos enfoquemos, más bien, en encontrar soluciones a largo plazo para salirnos completamente de esta relación. El daño económico a corto plazo, explica Zedillo, será grande para México. Pero se pueden crear relaciones con otros aliados estratégicos y reformas para paliar, a largo plazo, las consecuencias. Así, para el ex presidente, tenemos distintas formas de negociar frente a las agresiones comerciales de Trump:

“El TLCAN ha sido un excelente instrumento, pero es solamente una entre tantas herramientas que tiene México para perseguir sus fines de crecimiento y desarrollo económico. A diferencia de su vecino del norte, México debería reforzar su compromiso hacia políticas de apertura económica racional. Podemos permitirnos vivir sin este tratado.”

También, Zedillo explicó que México debe contrarrestar ciertas políticas de Trump a través de mecanismos legales en el plano internacional. Por supuesto, se refiere a la Organización Mundial de Comercio (OMC) cuyas leyes no son tan fáciles de obviar y pueden doblegar la voluntad caprichosa del presidente estadounidense:

“México debe usar todos los instrumentos legales posibles, particularmente aquellos que le brinda la OMC, para contestar cualquier acción arbitraria e ilegal. El Presidente Trump podría pensar en sustraer a su país de la organización central de comercio internacional pero, en ese momento, el problema mexicano se convertiría en un problema global que tendría que ser confrontado con toda la comunidad internacional.”

Finalmente, Zedillo habló del famoso muro fronterizo de Trump. En este sentido, el ex presidente explicó que es una idea completamente contraproducente para Estados Unidos. Básicamente, Zedillo habló del muro como tantos han hablado antes que él: se trata de una promesa obsesiva, costosa, poco efectiva y que daña gravemente las relaciones diplomáticas entre dos países que habían encontrado una convivencia cordial mantenida durante décadas.

Así, Zedillo dijo que “es mucho más efectivo crear leyes útiles que muros perniciosos”, que México no cederá un centímetro de su territorio para esta construcción aberrante y que respalda a Peña Nieto en su necesaria postura de no pagar un centavo por el proyecto central de la campaña de Trump.

(AP Photo/Julie Watson)

Valla fronteriza en los límites entre México y Estados Unidos. (AP, archivo)

Con este comunicado Ernesto Zedillo se suma a todas las voces internacionales que han tratado de explicar racionalmente la irracionalidad de los planteamientos de Trump. Como todos sabemos, cualquier cantidad de argumentos sensatos caerán en oídos sordos dentro de la Casa Blanca. Queda esperar que, de nuestro lado de la frontera, las continuas recomendaciones políticas sirvan para que salgamos adelante del sombrío futuro que nos acecha.

CARGANDO...