Terrorismo en Europa: un continente bajo los efectos de la histeria colectiva

Puente Londres, histeria colectiva Terrorismo, Europa,

(Foto: Alessandro Di Marco/ANSA via AP)

En las últimas dos semanas, Europa Occidental ha caído bajo los efectos de una psicosis que amenaza con desestabilizar la rutina pacífica de la región.

Aunque el número de víctimas directas ha sido relativamente bajo, el impacto mediático que estos casos generan ha provocado el desarrollo de una posible histeria colectiva sobre la población del continente.

Ahora cualquier sonido explosivo puede ser interpretado como una bomba, como lo ocurrido en Turín, sembrando el pánico entre la gente. O cualquier sospecha de una amenaza puede ser percibida como motivo suficiente para cancelar eventos masivos, tal como sucedió en el Rock Am Ring de Alemania.

Pero cuando se lleva a cabo un ataque auténtico, el bombardeo de información que desatan nuestros dispositivos móviles hace imposible la tarea de filtrar la información verídica de los datos engañosos o exagerados. Como consecuencia, el miedo se esparce sobre la población.

El objetivo principal del terrorismo no es el de causar bajas entre la población civil. Éste más bien es su vía más efectiva para alcanzar su verdadera meta: infundir el miedo sobre la sociedad, a tal nivel que las víctimas sean incapaces de actuar racionalmente, no solo durante los mismos atentados, sino en la vida rutinaria.

LONDRES, REINO UNIDO

Varias personas fueron atropelladas por una camioneta sobre el puente de Londres la noche del 3 de junio. Minutos después, testigos reportaron que hubo varias personas apuñaladas por tres hombres que portaban cuchillos.

El caos se sembró a través de las redes sociales, donde usuarios compartieron videos e imágenes de gente herida y arrestada, tanto en locales cercanos al histórico puente y al Borough Market como en la calle.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, se ha reportado una persona fallecida sobre el incidente en el puente. La primer ministro Theresa May ya señaló que se trata de un potencial acto de terrorismo, aunque la policía ya lo está trabajando como tal.

Puente Londres, histeria colectiva, Terrorismo, Europa
(AP Photo/Matt Dunham)

Europa es víctima de la histeria colectiva

TURÍN, ITALIA

La aparente explosión de unos petardos y los gritos de “¡Bomba!” fueron suficientes para desatar el pánico en la plaza de San Carlo, donde miles de personas veían un partido de la Champions League entre la Juventus y el Real Madrid.

Aunque se trató de una falsa alarma, el caos fue suficiente para que se reportaran más de 200 heridos a causa de la estampida. Testigos declararon que al momento en que la confusión se convirtió en pánico, se creó una marea humana que se movió hacia las pantallas.

Algunas personas fueron aplastadas mientras otros intentaban tranquilizar a la muchedumbre. Hasta el momento no han surgido reportes de muertes.

NÚRBURG, ALEMANIA

El primer día del festival de música Rock Am Ring tuvo que ser cancelado debido a una amenaza de bomba. El viernes pasado, elementos de la policía y los organizadores del festival desalojaron a decenas de miles de personas de la pista de Nürburgring, donde se iba a llevar a cabo el evento.

Encabezado este año por Rammstein, System of a Down, Prophets of Rage, y Liam Gallagher, Rock Am Ring es uno de los festivales más importantes de Alemania. Sin embargo, fuerzas de seguridad contaban con “elementos concretos” de un posible atentado que no podían ser ignorados.

Luego de una intensa búsqueda de material explosivo, la policía volvió a dar acceso a los asistentes para que disfruten los dos días restantes del festival.

Puente Londres, histeria colectiva, Terrorismo, Europa
(Thomas Frey/Dpa via AP)

Europa es víctima de la histeria colectiva

MANCHESTER, REINO UNIDO

El incidente que sembró este nueva ola de histeria colectiva en el continente europeo cobró la vida de 22 personas, incluyendo varios menores de edad, y decenas de heridos.

El 22 de mayo, un ataque suicida se llevó a cabo en Manchester cuando Salman Abedi detonó su bomba casera de clavos en el vestíbulo de la Manchester Arena, minutos después de que terminara el concierto de la cantante de pop, Ariana Grande. Varios arrestos se han realizado en los últimos días de sospechosos vinculados al acto de terrorismo.

El próximo domingo tendrá lugar un concierto de caridad -ante un fuerte dispositivo de seguridad- encabezado por la misma Ariana Grande, y la participación de Justin Bieber, Miley Cyrus, Katy Perry, y Coldplay, entre otros. No obstante los eventos recientes, hasta el momento el concierto sigue en pie.

A post shared by Ariana Grande (@arianagrande) on

CARGANDO...