Este es el horrible molusco que encontraron después de buscarlo por 200 años

gusano, gigante, molusco

Se trata del Kuphus polythalamia. Un molusco tan enorme como raro pues sus caparazones se conocían desde el siglo XVIII y hasta ahora nunca habíamos visto qué animal los habitaba.

Pero a pesar de su horrible aspecto, es una criatura pacífica, a diferencia de sus parientes, los téredos, unos gusanos que durante siglos han causado problemas a la navegación por su costumbre de anidar en la madera de los barcos. Pero el Kuphus no comparte la afición por la madera de sus parientes, de hecho, no tiene otra afición más que vivir plantado en el lodo de las lagunas poco profundas de las Filipinas.

Y como no hacen otra cosa más que vivir enterrados, no fue sino hasta que se realizó un documental de la naturaleza en filipinas que se encontraron, por fin, estos animales.

El Kuphus polythalamia mide cerca de un metro de largo y es color negro y sólo se alimenta por el gas que le proporciona una bacteria que vive dentro de su caparazón. Ese gas es tóxico para otras criaturas, pero es lo que le ha permitido vivir todos estos siglos sin ser encontrado ni molestar a nadie.

Es fascinante ver cómo una criatura de la tierra ha podido sobrevivir a base de un gas tóxico y sin necesidad de otra cosa que vivir en simbiosis con una bacteria.

Su boca siempre está orientada hacia abajo y permanece cubierta por un grueso caparazón que solo abre para comer y crecer.

Y ahora que lo encontraron, todavía queda la pregunta: ¿qué harán con él?

comentarios
CARGANDO...