Esta mujer recuerda todo desde que era recién nacida debido a su rara enfermedad: hipertimesia

Rebecca Sharrock es una mujer de 27 años, proveniente de Brisbane, Australia. Su vida parece perfectamente normal excepto por un detalle, padece de hipertimesia.

La hipertimesia o síndrome hipermnésico es una enfermedad que afecta a la memoria. Consiste en un aumento de las funciones y de la capacidad de almacenamiento de la memoria. Aquellos que la padecen, son capaces de recordar cada aspecto de su vida con detalle.

Por un lado, podría parecer una condición llena de ventajas. Nunca tendrías que estudiar para tus exámenes, llevar una agenda, o necesitar un papel para anotar un número o un cumpleaños. Sin embargo, tampoco serías capaz de olvidar cada detalle de eventos traumáticos: tu primera ruptura, regaños cuando eras niño, o algo aún más traumático como un abuso o el divorcio de tus padres. No serías capaz de suprimir esas memorias como casi todo el mundo, sino que las revivirías fielmente.

Sharrock es una de las 80 personas en todo el mundo que posee esta condición. Comenta:

Puedo recordar hasta cuando era un bebé recién nacido

Su primera memoria es de cuando tenía apenas 12 días de nacida y sus padres la cargaron al asiento del conductor y le tomaron una foto.

En un blog, Rebecca abundó sobre estos recuerdos.

Como un bebé recién nacido, tenía curiosidad sobre qué eran el asiento y el volante. Aunque a esa edad aún no había desarrollado la habilidad de querer levantarme y explorar los curiosos objetos que me rodeaban.

Recuerda detalles de su habitación, los juguetes de su cuna o su primer cumpleaños:

No tenía idea de qué se trataba, todo lo que sabía era que mi mamá me había puesto un vestido que picaba y que estaba llorando. Aunque me habían dicho que este era mi día especial y que mucha gente iba a venir a verme. Aún así no entendía pero eventualmente dejé de llorar.

Por si fuera poco, también recuerda de memoria los libros de Harry Potter.

Alexandra Wolff de Maryland, Estados Unidos, es una chica de 25 años con el mismo problema. En un segundo puede recordar a la perfección los eventos y lo que sintió el mejor día de su vida… pero también del peor.

comentarios
CARGANDO...