#Francia

Macron y Le Pen; así llegan a la segunda vuelta electoral en Francia

Emmanuel Macron, Marine Le Pen, segunda vuelta, francia,

Emmanuel Macron y Marine Le Pen. (Especial)

En esta ocasión, a diferencia de elecciones pasadas, en Francia no existe un frente republicano masivo, un dique de contención, para impedir llegar al poder del Frente Nacional de la ultraderechista, Marine Le Pen.

Esto ha permitido que desde el pasado 23 de abril disminuya la brecha en la intención de voto entre Marine Le Pen y su adversario, el social liberal, Emmanuel Macron.

El joven líder del movimiento “En Marcha”, Emmanuel Macron, sigue siendo el favorito para ocupar el Palacio del Elíseo, pero, de acuerdo con los sondeos a una semana de la segunda vuelta, se impondría a su rival, Marine Le Pen, con entre cinco y siete puntos porcentuales de ventaja.

El exbanquero perdió seis puntos porcentuales en las preferencias en tan solo una semana. Le Pen logró suavizar la imagen de su formación política, reivindicando el patriotismo, y presentándose como la candidata del pueblo contra el islamismo radical, la presión migratoria y lo que ella llama “la globalización salvaje al servicio del orden financiero internacional”.

La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, dijo que protegerá el empleo aplicando el proteccionismo económico y declarando la guerra a las empresas que manufacturan en el extranjero. Su discurso cala hondo entre las clases populares blancas empobrecidas, los desempleados víctimas de las deslocalizaciones industriales y entre los jóvenes, entre todos los que perciben al foráneo como una amenaza para sus condiciones de vida y para la identidad nacional francesa.

Los partidarios de Le Pen se sienten inspirados por el sentimiento nacionalista y el apego patriótico que caracterizan su discurso y, bajo el cual, se sienten unidos ante el islam y la comunidad europea que perciben como amenazas. En sus últimos mítines en esta campaña Macron y Le Pen se lanzaron ataques mutuos particularmente virulentos.

Emmanuel Macron aseguró que el proyecto de su contrincante conducirá a la guerra económica, a la miseria y a la división del país y la acusó de fomentar el odio a través de un discurso de discriminación.

Le Pen, por su parte, calificó a Macron como “el enemigo del pueblo” y el pupilo del actual mandatario Hollande, que se mueve únicamente por los intereses del establishment político, económico y mediático.

El duelo Macron-Le Pen se trasladó a la calle. En pleno centro de París la tradicional marcha del 1 de mayo desembocó en una batalla campal entre grupos de jóvenes encapuchados anti-Le Pen y antiliberalismo de Macron, por un lado, y la Policía por otro.

En el discurso sobre la grandeza de Francia, pronunciado en Villepinte, en las afueras de la capital francesa, Marine Le Pen incluyó al menos cuatro fragmentos de una alocución de hace 15 días del conservador François Fillon, eliminado en la primera vuelta.

Portavoces del Frente Nacional aseguran que no se trata de un plagio, sino de un guiño de Marine Le Pen al electorado de la derecha tradicional. De esta manera en el tramo final de la campaña electoral, el país se encontraba profundamente dividido.

Cerca de uno de cada tres franceses no se mostraba satisfecho con los resultados de la primera ronda electoral y 70% de la población rechaza tanto a Marine Le Pen como a Emmanuel Macron.

Con eslóganes “Ni Le Pen, ni Macron”, “ni la patria, ni el patrón” miles de estudiantes salieron a la calle para expresar su repudio a los protagonistas del duelo final previsto para el 7 de mayo.

 

Fuente: Dirección de Información Internacional de Noticieros Televisa
VM,

comentarios
CARGANDO...