#Trump

El yerno de Donald Trump y los rusos

Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump, será interrogado sobre dos reuniones con rusos. (Reuters, archivo)

Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump, será interrogado sobre dos reuniones con rusos. (Reuters, archivo)

El escándalo por el caso del espionaje ruso en las pasadas elecciones llegó hasta Jared Kushner, yerno del presidente estadounidense, Donald Trump.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que el esposo de Ivanka Trump, y uno de sus principales consejeros desde la época de campaña, Jared Kushner, acudirá a declarar ante el Senado.

Se considera que Kushner, de 36 años y empresario, será interrogado sobre dos reuniones pactadas con el embajador Kislyak en la Torre Trump el pasado mes de diciembre y también un encuentro con el consejero delegado del Banco Estatal de Rusia, Sergei Gorkv.

Yo pienso, con base en las preguntas en torno a esto, que él se ofreció a ir voluntariamente para ir y sentarse con ellos y decirles -Miren me da gusto hablar del papel que tuve, los individuos con os que me reuní-, pero insisto, dado el papel que tuvo tanto durante la campaña como durante la transición, se reunió con incontables individuos. Fue parte de su trabajo, fue parte de su papel”, declaró el lunes 27 de marzo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer.

En tanto, se dio a conocer que el caso sobre el espionaje ruso se origina en un informe denominado “ICA 2017-01D” de la Dirección de Inteligencia Nacional, elaborado por la CIA, el FBI y Agencia Nacional de Seguridad.

El reporte considera, de acuerdo con la información recabada hasta el pasado 29 de diciembre, que el presidente ruso Vladimir Putin intentó dañar la confianza en el proceso electoral estadounidense, denigrar a la candidata demócrata Hillary Clinton y dañar su Presidencia en caso de ganar.

Por ello inició una campaña usando a las agencias gubernamentales rusas, a la prensa e incluso a hackers y trolls.

La propaganda la habría iniciado el Servicio de Inteligencia Militar Ruso, conocido por sus siglas GRU, que infiltró desde julio de 2015 a junio de 2016 las cuentas de personas cercanas a Clinton, entre ellos el jefe de campaña John Podesta.

Luego la información se difundió mediante el portal WikiLeaks, la web DCleaks y un hacker rumano conocido como Guccifer 2.0.

El reporte también señala que, como parte de esta estrategia, varias personas cercanas a Trump tenían vínculos con Rusia.

Estos son:

El ex jefe de campaña, Paul Manafort, quien realizó labores de cabildeo para ese país sin reportarlo.

El consejero de política exterior de Trump, Carter Page, quien realizó varias visitas a Moscú y el asesor y amigo del mandatario Roger Stone, quien tuvo contacto con el hacker rumano.

Otro más fue el ex asesor de Seguridad Nacional, el general Michael Flynn, quien realizó labores de cabildeo para los rusos y se tomó fotos con Vladimir Putin.

Luego de la toma de posesión de Trump, el general Flynn debió renunciar tras conocerse sus encuentros con el embajador ruso. Y el hoy fiscal general, Jeff Sessions, debió mantenerse al margen de estas investigaciones por la misma causa.

 

Con información de Juan José Alvarado
VM,

CARGANDO...