El futuro de las redes sociales está en chino… literalmente

(AP Photo/Ashwini Bhatia)

La red social que lo tiene todo

Uno se puede preguntar en cómo podría funcionar una red social en China, si constantemente hay páginas bloqueadas y no tienen Google, Facebook o Twitter y la libertad de expresión es constantemente atacada.

Sin embargo China cuenta con algo diferente a lo que gozamos nosotros y esto podría representar el futuro de las redes sociales occidentales.

En el año 2011 China lanzó un app llamada WeChat. Este es originalmente un servicio de mensajería, pero su alcance es mucho mayor en términos de funciones. Con esta app, se pueden hacer transacciones, manejar tu cuenta de banco, pedir un taxi, buscar una cita, buscar a tus amigos, llamar por teléfono e incluso se puede agendar una cita con el doctor.

Es decir, esta app ha desarrollado tantas facultades que no es necesario en ningún momento salirse de ella. Esto ha sido lo que empresarios como Marck Zuckerberg han buscado desde hace años (de ahí que compren y agreguen nuevas apps y funciones en sus redes sociales tradicionales).

La diferencia es que WeChat no hace que bailes entre diferentes aplicaciones, así que no vas de tu feed en Facebook y luego vas revisar el de Instagram y salirte para chatear en WhatsApp o pasarse a Amazon para hacer una compra. Todo lo haces dentro de esta misma red.

Incluso, puedes hacer todo esto mientras haces una cita para el doctor y pides tu comida en el restaurante en el que vas a comer.

¿Por qué esto es el futuro de las redes sociales?

Durante varios años se ha visto que Mark Zuckerberg busca ampliar las funciones de Facebook para que sea la única app que necesites en tu celular. Si esto suena familiar es por que esto ya lo hace WeChat. La tendencia de los gigantes del internet es ser capaces de concentrar la mayor cantidad de información posible en un solo espacio.

Es decir, lo que hace WeChat, es lo que compañías de tecnología han buscado en los años pasados.

El pequeño gran precio: tu información

(Photo by China Photos/Getty Images)

(Photo by China Photos/Getty Images)

Con todo lo que uno puede hacer se facilitan las transacciones, el uso de un dispositivo móvil, la interconectividad, etc. Sin embargo, con esto viene de la mano la información que uno cede a la empresa. Esta a un nivel macro significa que la información personal que se interpreta con Big Data da luz a las actividades y conductas de los usuarios a un nivel masivo. A nivel micro, la empresa conoce a la perfección los hábitos personales. Sabe cuándo, qué, cómo y dónde se hace algo y puede observar permanente lo que uno necesita o desea.

Este acceso a la información personal que exige una empresa de tecnología (como Facebook, WeChat, Google, etc.) es utilizado para hacer publicidad personalizada y a pesar de que es almacenada, existen casos donde los gobiernos (u otros terceros) pueden solicitar tu información. Esto sucede en China y en Estados Unidos (es decir, lo hacen tanto WeChat como Facebook o Google). La información puede ser examinada por el gobierno para uso discrecional. Esta acumulación de información expone nuestra privacidad en línea. Y la podría poner en manos no indicadas para un manejo apropiado.

comentarios
CARGANDO...