El asesino de Facebook, el caso que conmocionó a EU

Steve Stephens, mejor conocido como el asesino de Facebook. (AP, archivo)

Steve Stephens, mejor conocido como el asesino de Facebook. (AP, archivo)

La cacería terminó. Después de tres días de búsqueda a nivel nacional, Steve Stephens, el llamado “asesino del Facebook” fue localizado. Tras una breve persecución de la Policía se quitó la vida.

Aproximadamente un poco después de las 11 de hoy, unos oficiales del estado de Pensilvania recibieron un aviso de que el vehículo que buscábamos, el Ford Fusion blanco, estaba en el estacionamiento de McDonald’s cerca de Erie, Pensilvania. Estos oficiales respondieron, el vehículo huyó de esa área, hubo una breve persecución en la que el vehículo fue detenido. Al acercarse los oficiales al vehículo, Steve Stephens se quitó la vida”, explicó Calvin Williams, jefe del Departamento de Policía de Cleveland.

Stephens causó conmoción el pasado domingo cuando subió un video a su cuenta de Facebook, donde decía que tenía la intención de matar a alguien.

El hombre, quien se encontraba en Cleveland, en Ohio, se grabó mientras estaba dentro de su vehículo, donde mostraba su disgusto con su ex novia, a quien culpaba de lo que ocurriera. Además, aseguraba haber matado a varias personas.

Maestro, reventé. Maestro, reventé. Acabo de matar a 13, hombre. Eso fue lo que hice: maté a 13 personas. Y voy a seguir matando hasta que me agarren”, declaró Steve Stephens, mejor conocido como el asesino de Facebook.

Poco después Stephens se detuvo al encontrar a Robert Goodwin, un hombre de 74 años de edad, a quien pidió pronunciara el nombre de Joy Lane.

Stephen lo asesinó y transmitió la imagen por la red. Luego reconoció haber cometido el crimen. Poco después Facebook bloqueó su cuenta.

Nuestros corazones están con la familia y amigos de Robert Godwin. Nosotros tenemos mucho trabajo, tendremos que dar todo lo que podamos para prevenir que sucedan tragedias como esta”, declaró Mark Zuckerberg, CEO de Facebook.

La Policía inició una búsqueda que se amplió a todo el país y el FBI ofreció una recompensa de 50 mil dólares.

Stephens tenía 37 años de edad. Desde 2008 trabajaba en una fundación de apoyo social. Hasta ahora, no existen datos de que hubiera asesinado a otra persona.

 

 

Con información de Juan José Alvarado
Vm,

comentarios
CARGANDO...