#Trump

Apoyo a Trump ha disminuido por políticas de odio

(Photo by Chip Somodevilla/Getty Images)

Esta semana fue una de muchos cambios bajo las órdenes del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump: quitaron fondos a ONGs relacionadas con la interrupción del embarazo y educación sexual, se realizó una orden ejecutiva para iniciar el muro en la frontera con México, e inició la implementación de medidas severas contra migrantes.

Donald Trump ha tomado estas decisiones basado en el principio de que tiene el respaldo del pueblo estadounidense (muchas de estas fueron parte de propuestas de su campaña). Sin embargo, estudios de Pew Research, Fox News, CBS-New York Times, la Universidad de Quinnipiac y otros medios e instituciones académicas han observado una tendencia fuerte hacia el rechazo (o disminución en apoyo) frente a las políticas de Trump. En otras palabras, muchos votantes de Trump no sostienen los mismos valores ni muchos otros aspectos de su ideología.

Migrantes en Estados Unidos

En el año 2015, antes de que iniciaran las campañas electorales de Estados Unidos, Pew Research hizo una encuesta donde se revela que 49% de los hombres blancos que participaron pensaba que los migrantes son un estorbo debido a que se aprovechan del sistema de salud y toman sus casas y empleos. Esta cifra bajó a 32% en una nueva encuesta hecha en diciembre de 2016.

Al mismo tiempo, del mismo grupo, 43% pensaba en mayo de 2015 que los migrantes hacen más fuerte una economía, pero en diciembre de 2016, 56% tomó esta postura.

(Photo by John Moore/Getty Images)

También unas encuestas presentadas por el Wall Street Journal en conjunto con NBC sustentan esta tendencia de posturas anti migración. En diciembre de 2014, 47% de los hombres blancos entrevistados en EE. UU. pensaban que la migración lastimaba a su país (contra 44% que opinaba lo contrario). Esta cifra cambió a tan sólo unos meses de que Trump inició una campaña, donde las dos posturas estaban en 47%, según un estudio de NBC y Wall Street Journal. Posteriormente, en febrero, julio y septiembre de 2016, en encuestas hechas sólo a votantes registrados, se vio un descenso en la respuesta a la misma cuestión “los migrantes lastiman a Estados Unidos”.  En febrero 42% pensaba esto y en septiembre de 2016, sólo el 37% estaba de acuerdo.

Acoso y deportaciones

Las amenazas que ha hecho Trump y en las que ya está avanzando son gran parte de su discurso de “Make America Great Again”, donde los migrantes no tienen lugar. Y ahora se está atacando con sus políticas a migrantes indocumentados que ya están viviendo ahí.

Pero al igual que el tema anterior, según una encuesta hecha por Fox News en julio de 2015 a ciudadanos estadounidenses, sólo el 34% de los hombres blancos que participaron dijeron que los ilegales deberían ser deportados. Sin embargo, este fue un punto que Trump atacó fuertemente. El mismo medio volvió a hacer la misma encuesta, donde se observó que a pesar de que Trump se había hecho más popular en la campaña, esta postura iba de bajada. En octubre de 2016, la misma encuesta arrojó que sólo 21% del mismo grupo apoyaban la propuesta de regresar a los migrantes indocumentados a sus países.

Lo mismo encontró Pew Research cuando hicieron esta pregunta. De diciembre de 2014 a octubre del año 2016 la tendencia a rechazar esta postura tuvo un aumento. Y de nuevo volvió a pasar lo mismo con unas encuestas elaboradas por CBS News / New York Times. El apoyo a la postura de enviar migrantes a sus países disminuyó de 33% en mayo de 2015 a 24% en septiembre de 2016. Y finalmente, la Universidad de Quinnipiac observó una tendencia similar: En julio de 2015, 34% apoyaban esto y en noviembre de 2016, sólo el 28%.

Además de esto, la idea de la construcción del muro también perdió popularidad, pues cuando se presentó en el 2015, era apoyada por mayoría de los hombres blancos estadounidenses. En agosto de 2016 perdió esa mayoría de apoyo de acuerdo con unas encuestas realizadas por The Economist en conjunto con YouGov. Unas encuestas de Fox encontraron los mismos resultados. La idea en un principio llamativa para esa audiencia perdió popularidad entre ese grupo demográfico. En diciembre, el margen de diferencia entre los que no querían el muro aumentó a 12 puntos con respecto a los que sí lo querían.

Racismo y misoginia

Gracias a los comentarios que ha hecho, Trump perfila como una persona racista y que incita a la discriminación contra minorías. Su gabinete compuesto en su mayoría de hombres blancos parece ser el intento del presidente de Estados Unidos de reflejar una sociedad que excluye a la otredad.

(Photo by Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images)

(Photo by Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images)

En consecuencia estas encuestas ponen en duda que todos aquellos que votaron por él tengan una tendencia a discriminar a minorías. En este sentido, si revisamos el estudio realizado por la Universidad de Quinnipiac, los resultados cambian. 31% dijeron que las declaraciones que hizo sobre Obama –negando que el expresidente fuera nacional de los EE.UU., le dieron una mala imagen a Trump, mientras que un 4% dijeron que lo hacían quedar bien. Por otro lado, el medio Bloomberg, encontró que el 60% de los estadounidenses dijeron que les molestaba que Trump cuestionara este tipo de asuntos.

Asimismo, cuando la revista Politico les hizo la pregunta si Trump era racista, encontraron que menos del 50% no creía que lo fuera. Y al reformarse la pregunta, YouGov encontró que el porcentaje bajó. Más gente creía que era racista.

Además, un estudio hecho por ABC y The Washington Post encontraron que 51% de los encuestados consideraban que Trump discrimina a las mujeres y las minorías.

comentarios
CARGANDO...