El acceso a la información es un derecho

Protesta en México de día de las madres. (Photo by Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images)

¿Te imaginas vivir en un mundo en el cuál nunca sepamos qué es lo que pasa?

En teoría, el derecho a la información está garantizado por la Constitución de México, pero ¿qué tanto sucede así en la realidad?, ¿a qué tanta información podemos acceder en este país?

Acceso a la información, nuestro derecho

Día del periodista y libertad de prensa.
(Photo by Christopher Furlong/Getty Images)

(Photo by Christopher Furlong/Getty Images)

El acceso a la información es definido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de la siguiente manera:

La libertad de información puede definirse como el derecho a tener acceso a la información que está en manos de entidades públicas.

Además, el acceso a la información es una parte fundamental de un derecho humano inalienable de todas las personas: La libertad de expresión. Esta queda estipulada en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos:

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

En México se cuenta con un marco legal cuyo objetivo es garantizar este ejercicio. El documento se llama Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, donde su artículo primero enuncia que esta existe para proveer lo necesario en un nivel federal para que cualquier persona que desee ejercer su derecho pueda acceder a información de todo lo público en México, pues uno puede acceder a información de:

  • Autoridades.
  • Entidad.
  • Órgano y organismo de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial.
  • Órganos autónomos.
  • Cualquier persona que reciba y ejerza recursos públicos federales o realice actos de autoridad.

Y esta tarea, según el artículo segundo de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, sostiene que se debe “Proveer lo necesario para que todo solicitante pueda tener acceso a la información mediante procedimientos sencillos y expeditos”.

De modo que, en papel, se dicta que deberían existir mecanismos y ambientes adecuados para que podamos adquirir información y también que podamos comunicarla.

Estos derechos son los que permiten que en México se pueda ejercer el periodismo y que podamos informarnos con toda la protección de la ley y de acuerdos internacionales. Por desgracia, el panorama es muy diferente al que uno desearía.

El ambiente para aquellos dedicados a permitir que se ejerza este derecho, se encuentran constantemente en riesgo.

Desde crimen organizado amenazando y asesinando a periodistas, políticos y autoridades que amedrentan, y corrupción en medios, nuestro derecho a la información se puede ver mermado.

La importancia del periodista en México

Periodista en protesta por multihomicidio de la colonia Narvarte. (Photo by Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images)

Periodista en protesta por multihomicidio de la colonia Narvarte. (Photo by Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images)

Todos estos derechos construyen un marco que no ha protegido a los periodistas en el país, pero debería hacerlo. Tan sólo en el año 2016, 11 periodistas fueron asesinados. Y desde el inicio del siglo XXI, se han perpetrado más de 100 homicidios a comunicadores y decenas de desapariciones.

En los años recientes, un caso muy sonado fue el multihomicidio en la colonia Narvarte, donde asesinado el periodista Rubén Espinoza después de declarar que se iba del Estado de Veracruz, bajo el gobierno del ex gobernador Javier Duarte, por ser acosado y amenazado por el gobierno de esa entidad. Los mismo sucedió con el periodista Pedro Tamayo Rosas, que murió baleado el año pasado después de ser amedrentado por autoridades.

Casos como este no son únicos y tampoco observamos un panorama donde esto se pueda considerar aislado. Sistemáticamente, los periodistas en México sufren algún tipo de violencia. No es por nada que Reporteros Sin Fronteras ubique a México en el lugar 149 de 180 en su lista de países donde es más seguro ejercer el periodismo del año 2016.

Hoy nos preguntamos ¿está garantizado nuestro derecho a la información?

Cualquier acto que evite que podamos tener acceso a la información, atenta directamente contra nuestra libertad de expresión y nuestro derecho de acceso a la información.

Libertad de prensa en el mundo en 2016. Entre más oscuro es el color, más peligros es ejercer el periodismo. Vía Reporteros Sin Fronteras.

Libertad de prensa en el mundo en 2016. Entre más oscuro es el color, más peligros es ejercer el periodismo. Vía Reporteros Sin Fronteras.

comentarios
CARGANDO...