#Trump

Las horas de Trump jugando golf

Donald Trump en un campo de golf en Florida

Donald Trump en un campo de golf en Florida. (AP, archivo)

“No hay tiempo para vacaciones. No vamos a entrarle duro. No vamos a entrarle duro a las vacaciones”, aseguraba Donald Trump en 2016 durante la campaña por la presidencia.

A poco más de 11 meses de haber llegado a la Casa Blanca, Donald Trump ha pasado una tercera parte de su tiempo fuera de Washington en propiedades que le pertenecen, especialmente en Florida o en Nueva Jersey.

La cadena CNN hizo un recuento de los días que Trump visitó alguna de sus propiedades en este año; al menos 110 días de su gestión los ha pasado en ellas.

Como candidato, Trump criticó en repetidas ocasiones a Barack Obama al considerar que éste vacacionaba mucho y que se la pasaba jugando golf.

“Obama, hoy se reportó, jugó 250 rondas de golf y va a estar en Hawái, creo que dijeron que ¿tres semanas? ¿Cómo puede un presidente… tres semanas? ¡Yo para eso no tengo tiempo! Me encanta el golf, me parece uno de los grandes, pero no tengo tiempo… ¡250 rondas! ¡Es más que alguien que juega en el Tour de la PGA! ¡Jugó más al golf el año pasado que Tiger Woods! ¡No, piénsenlo! ¡No tenemos tiempo para esto! No tenemos tiempo para esto. Tenemos que trabajar. Tenemos que trabajar. ¿Sí?”, decía Trump el 22 de diciembre de 2015.

Trump pasó al menos 54 días en sus campos de golf de Nueva Jersey y de Virginia y 40 días más en su residencia de descanso en Mar-A-Lago, Florida, en la cual también recibió al primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y al presidente de China, Xi Jinping, durante sus visitas oficiales.

Durante este año, el presidente de Estados Unidos jugó tres veces más golf de lo que su predecesor jugó durante su primer año al frente de Washington.

Se calcula que cada uno de los fines de semana que el presidente vuela a Florida a descansar tiene un costo de tres millones de dólares.

La operación por hora del Air Force One es de 206 mil dólares. Por lo que sólo la transportación semanal a la residencia de descanso del líder de la primera potencia del mundo tiene un costo total de 824 mil dólares.

Durante los primeros meses de la presidencia de Trump, Melania y su hijo Baron vivieron en un lujoso penthouse, bañado en oro en la Torre Trump en Nueva York, para que el menor terminara el año escolar. Ésta es la primera vez que una primera dama decide vivir en otro estado.

La protección de la esposa e hijo del presidente tuvo un costo aproximado de un millón de dólares al día.

Los gastos que generan los viajes de Trump a sus casas de descanso y la seguridad de su familia definitivamente le han salido caros a los estadounidenses.

Con información de Valentín Cataldo

AAE

CARGANDO...