Jovencita escapa de EU para reunirse con hombre mayor en México

Jovencita_Escapada

La joven cruzó la frontera con México por tierra (Twitter).

Ashlee Hattermann es una jovencita estadounidense de apenas 13 años de edad que, convencida de que se reuniría con el adulto de 29 que la manipuló por internet, cruzó la frontera con México por sí sola y llegó hasta la Ciudad de México para encontrarse con él.

Hasta el momento se desconoce la identidad real u ocupación del hombre, a quien Ashlee conoció por redes sociales, plataforma donde estuvieron intercambiando mensajes durante los meses previos a su escape.

El viernes 1 de diciembre pasado los padres, Keith y Tiffany Hattermann, denunciaron a las autoridades locales la desaparición de su hija, a quien no vieron después de haberla dejado en su escuela secundaria por la mañana.

Después de recibir un reporte de ausencia de las autoridades escolares, los padres encontraron en su habitación una nota que decía: “Mi cuerpo y alma pertenecen a papi”. Se cree que “Papi” es el nombre con el que el mexicano de 29 años de edad se identificaba en Facebook.

Tras algunos días de investigación, las autoridades locales descubrieron que tras ser dejada por sus padres en la entrada de su escuela, Ashlee se salió de allí y se dirigió a una iglesia cercana donde convenció a una mujer de comprarle un boleto de autobús para “reunirse con su familia en Nuevo Laredo, Tamaulipas”.

Horas más tarde, la jovencita abordó en una estación del barrio de Katy, al oeste de Houston, Texas.

Un análisis de las cámaras de seguridad de la estación corroboró que Ashlee abordó un autobús de la línea Greyhound con dirección a la frontera con México que partió a las 16:00 de ese viernes.

De acuerdo a medios locales, la mujer que le compró el boleto a Ashlee el día anterior vio una publicación de la desaparición de la jovencita en la página de Facebook del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y reportó a las autoridades lo que había sucedido.

Para el mediodía del domingo, el FBI confirmó que Ashlee ya había cruzado la frontera y que de allí, se dirigió por sus propios medios a la Ciudad de México para encontrarse con el hombre de 29 años que había inspirado su huída.

Ese mismo día, el buró de investigaciones, con ayuda de las autoridades locales, anunció haber dado con el paradero de la niña en la Ciudad de México. Ella se encontraba en buenas condiciones de salud, informó el sheriff del condado texano de Harris.

CARGANDO...