Le obsequian nuevo puesto ambulante al elotero mexicano agredido en EE.UU. por argentino

Benjamín Ramírez, ambulante mexicano, agresor argentino, elotero

Via Art Ramirez/Facebook

La suerte de Benjamín Ramírez cambió por completo luego de que éste subiera a Facebook un video que denunciaba la agresión que sufrió a manos de Carlos Hakas, un músico de origen argentino, en las calles de Hollywood. Desde entonces, la historia del elotero mexicano se difundió por todo el continente americano y Benjamín se convirtió en un héroe de la comunidad latina en Los Angeles.

Los hechos ocurrieron a mediados de julio, cuando el vendedor ambulante se atrevió a grabar la agresión de Carlos Hakas, quien ya lo había insultado en numerosas ocasiones en el pasado por obstruir la vía pública con su carrito de elotes. Aquel día, cuando se puso más agresivo, el hombre argentino iba a acompañado de una mujer y su perro.

Ramírez se negó a mover su puesto y al recibir la amenaza de Hakas, le lanzó chile piquín. El residente de la zona enfureció y le tiró el carrito, estropeando el comercio de Ramírez. El afectado acusó a su agresor de racismo mientras veía su producto regado por la calle. Los familiares de Ramírez compartieron el video por redes sociales y la historia de Ramírez se volvió viral.

El comerciante mexicano empezó a ganarse la simpatía de la comunidad latina. Recibió miles de dólares en donaciones para recuperar el producto perdido, cientos de clientes se formaban por horas para comprar sus elotes y botanas, y fue invitado de honor en varios festivales, programas y conciertos, donde estrechó las manos de varios líderes latinos y figuras del espectáculo. Incluso le hicieron su propio corrido.

Ramírez era un trabajador humilde, símbolo del migrante latino que busca ganarse la vida honestamente en Estados Unidos por los pocos medios que tiene a su disposición, mientras que el argentino llegó a representar los esfuerzos de gentrificación que buscan expulsar a las clases obreras de una zona. Por tal motivo, Ramírez ha recibido todo tipo de apoyo de gente que alguna vez tuvo que lidiar con la discriminación y las dificultades económicas de un trabajador al margen de las leyes migratorias.

El apoyo más reciente vino en la forma de un nuevo carrito de elotes, cortesía de varios grupos y colectivos de ciclistas del sur de California. No obstante las aportaciones, Ramírez seguía trabajando con el mismo carrito y las mismas herramientas que fueron dañadas por Hakas hace dos meses. Sin embargo, el fin de semana pasado, los ciclistas hicieron entrega del nuevo puesto ambulante del famoso elotero, diseñado específicamente para sus necesidades.

New cart for El Elotero

Posted by Aura Bogado on Sunday, September 10, 2017

comentarios
CARGANDO...