La insólita gallina que vivió año y medio sin cabeza

Gallina, Pollo, Historia, Cabeza, Lloyd Olsen, Descabezado

Pollo

Corría el otoño de 1945. Lloyd Olsen fue a su granja en Colorado. Ahí debía matar a un pollo, como lo hacía comúnmente. El Sr. Olsen decapitaba al ave y su esposa, Clara, lo limpiaba. Pero ese día, algo no salió como esperaban. El pollo que Lloyd Olsen escogió no murió después de ser decapitado. La pareja pensó que estaban perdiendo la cabeza.

Lloyd Olsen escogió a ese pollo porque quería complacer a su suegra en la cena. El animal era un pollo Wyandotte de cinco meses y medio y le decían Mike. El hombre le cortó la cabeza con un hacha, hizo un golpe que creyó certero. Por desgracia falló y no cortó la yugular con el golpe. También dejó un oído y la mayor parte del tronco encefálico intacto. Insólitamente el animal aún podía estar de pie y moverse sin perder el equilibrio. Impresionantemente seguía intentando picar con un pico (que ya no tenía).

Impresionado, Lloyd regresó a casa, estaba seguro que Mike, el pollo, moriría para el día siguiente. Para su sorpresa, no sucedió así. Pero Lloyd consideró a la gallina decapitada un ‘milagro’ cuando la encontró viva. Esto lo llevó a pensar que lo mejor era mantenerla con vida.

Cuidó a la gallina alimentándola con una mezcla de agua y leche por medio de un gotero que permitía darle de comer directamente a través del esófago. Utilizaba una jeringuilla para limpiar los fluidos de moco que se acumulaban en la garganta.

La historia comenzó a hacerse conocida y la revista Life entrevistó a Lloyd Olsen. El dueño de la gallina contó la historia ahí. A esto le siguió que la Universidad de Utah le hiciera unos exámenes, certificó que se trataba de una gallina que vivía sin cabeza.

Un día, en un motel de Phoenix, la gallina comenzó a ahogarse. La pareja olvidó el alimento y la jeringuilla para limpiar la acumulación de fluidos. Por esto el animal no pudo ser salvado por la pareja. Mike, la gallina, falleció en marzo de 1947.

¿Qué dice la comunidad científica al respecto?

Estatua dedicada a ‘Miracle Mike’, la gallina que vivió un año y medio sin cabeza. (AP Photo/David Zalubowski)

(AP Photo/David Zalubowski)

¿Qué pasa cuando una gallina es decapitada? Comúnmente el cerebro se desconecta del resto del cuerpo. Durante poco tiempo los circuitos en la médula espinal consumen el oxígeno residual y sólo es en algunos casos que las neuronas activan el sistema motriz. Cuando el cerebro ya no está conectado al cuerpo, los circuitos de la médula espinal se “arrancan” del cuerpo espontáneamente. De modo que el pollo puede moverse durante poco tiempo después, sin embargo nunca durante meses o años, como pasó en el caso de Mike.

Cuando la gallina murió, se le hizo un examen. Los médicos encontraron que el hacha no había alcanzado a cortar la arteria carótida. Se le hizo un coágulo y esto evitó que la gallina se desangrara. Aunque una gran parte de su cabeza fue cortada, la mayoría de su tallo cerebral y una parte de su oído no sufrió mucho daño. Las investigaciones que se hicieron han establecido en una teoría científica que lo que sucedió fue lo siguiente: Cuando Lloyd cortó la cabeza, dejó intacto el 80% de la parte del cerebro que controlan el cuerpo del pollo, incluidos los procesos de digestión, ritmo cardíaco, el hambre y la digestión. Gracias a este caso, científicos pudieron descubrir que lo que se llamaba “tronco cerebral” forma en realidad parte del cerebro.

 

CARGANDO...