Lo que hay detrás de la decisión de Donald Trump contra las personas transgénero

Donald Trump, presidente de Estados Unidos

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. (AP, archivo)

A pesar de los esfuerzos de la administración de Barack Obama para revertir la política contra el alistamiento de gays en las fuerzas armadas de Estados Unidos, el presidente Donald Trump se vuelve a lanzar contra otro de los logros históricos de su antecesor.

En un retorno a la mentalidad de “don’t ask, don’t tell”, Donald Trump anunció a través de Twitter que las personas transgénero no tendrán la opción de servir a su país en el ejército en ninguna capacidad.

Después de consultarlo con mis generales y expertos en asuntos militares, por favor tomen nota de que el gobierno de los Estados Unidos no aceptará ni permitirá que individuos transgénero sirvan en el ejército de EE.UU. Nuestro ejército debe enfocarse en la victoria decisiva y contundente y no puede cargar con los tremendos costos médicos y distracciones que los transgéneros en el ejército conllevarían. Gracias.

El presidente Trump no aclaró el significado de palabras como “burden” (carga) o “disruption” (distracción, en este contexto) al referirse a un sector de la población.

De acuerdo a un estudio de RAND Corporation, se calcula que hay 2,450 personas transgénero en las filas activas del ejército estadounidense. Y eso sin contar otros 1,510 “trans” en las reservas.

También se estima que cada año, entre 40 y 190 de los alistados iban a aprovechar los beneficios médicos otorgados por el ejército para buscar la transición de sexo, de 30 a 140 se apuntarían en terapia hormonal, y de 25 a 130 se harían la operación quirúrgica.

Todos estos costos le restarían cada año un máximo de 8.4 millones de dólares al presupuesto militar de los EE.UU. En contraste, el ejército gasta cinco veces más en medicamentos para corregir la disfunción eréctil. Nada más en 2014, la suma en compras de Viagra y Cialis fue de 84 millones de dólares.

En 2016, Barack Obama anunció que las personas transgénero tendrían el derecho a servir en el ejército sin temor a repercusiones como el retiro de sus cargos.

Donald Trump decidió anunciar este cambio de política en las fuerzas militares mientras su Secretario de Defensa, Jim Mattis, está de vacaciones. El mes pasado, Mattis le ofreció seis meses a los dirigentes del ejército para estudiar si el alistamiento de personas transgénero afectaba la efectividad de las tropas en sus funciones.

Por su lado, Chelsea Manning criticó la decisión de Trump:

https://twitter.com/xychelsea/status/890215240461430785

Así que el ejército más grande, malo y $$$ en la Tierra llora por unos cuantos trans pero invierte en el F-35. Suena a cobardía.”

Chelsea Manning es un ex-soldado que filtró a WikiLeaks documentos confidenciales sobre la guerra en Afganistán. Por este acto, Manning fue detenido y condenado a prisión por un tribunal militar. En medio de su sentencia, Manning se manifestó públicamente como mujer transgénero.

Antes de dejar la presidencia, Obama conmutó la sentencia de Manning. Tras siete años en prisión, hoy se encuentra libre, una voz importante en la lucha de los derechos de la comunidad LGBT.

Leer: Chelsea Manning: su historia y el perdón que le dio un presidente.

CARGANDO...