Disminuyen abortos en EE.UU. gracias al acceso a planificación familiar

(Photo by Brendan Hoffman/Getty Images)

Hace unas semanas, Trump firmó una orden para restringir fondos a ONG’s que llevaran a cabo la tarea de difundir información de sexualidad (que son las mismas que ofrecen la opción del aborto a aquellas mujeres que han tomado esta decisión). Esto sigue una tendencia en Estados Unidos de parte del ala republicana sobre la educación sexual. No están de acuerdo (en términos generales) con acciones o políticas sobre este tema.

Sin embargo, quitarle fondos a estas ONG’s podría aumentar el número de abortos (pues son las mismas organizaciones que dan educación sexual a las mujeres). De hecho, hay resultados que muestran el impacto que tienen las información sobre planeación familiar. Por una parte, disminuye la cifra de embarazos y por otra parte, disminuyen los embarazos (y con esto, el aborto).

Es decir, la forma más fácil de disminuir los embarazos no deseados es con la información y servicios para evitar la concepción en primer lugar.

En el año 2014 la cifra que alcanzaron en Estados Unidos fue de 14.6 mujeres que abortaban por cada mil, según el centro de datos Guttmacher. Esta cifra contrasta con las 29.3 mujeres por cada mil que habían en 1981 que suspendieron su embarazo.

Estas cifras disminuyeron al mismo tiempo que el acceso a la información y a servicios de salud sobre estos aumentaron.

A pesar de esto se introdujo una ley a la Casa de Representantes de Estados Unidos para quitarle fondos a Planned Parenthood, uno de los más grandes distribuidores de información y servicios gratuitos (y de bajo costo) de planificación familiar.

El impacto social que esto podría implicar es desinformación sobre planificación familiar y la limitación al acceso a servicios que pueden ayudar para ese fin. Esto podría traducirse en un incremento a largo plazo de embarazos no deseados (y con esto, de abortos), sobre todo en familias económicamente más vulneradas.

comentarios
CARGANDO...