Día Mundial del Trastorno Bipolar

Para sensibilizarnos sobre este padecimiento, este 30 de marzo fue el Día Mundial del Trastorno Bipolar. (Getty images, archivo)

Para sensibilizarnos sobre este padecimiento, este 30 de marzo fue el Día Mundial del Trastorno Bipolar. (Getty images, archivo)

Hace cinco años Juan comenzó con síntomas que nunca había manifestado; una temporada se comportaba alegre, eufórico, impulsivo… Meses después el contraste: angustia, miedo, llanto, inconsolable, se encerraba y no quería salir. Apenas el año pasado supo que tiene trastorno bipolar.

Gastaba yo mucho dinero. Era yo capaz de subirme a algún lugar muy alto. Era el alma de la fiesta. Yo era la alegría, tenía yo muchas energías y bailaba y bailaba y cantaba. La euforia me duraba mucho tiempo. Me sentía yo el todopoderoso. Tenía yo ideas de grandeza. Cuando yo entraba en una faceta bajo presión o estrés es cuando venía la etapa de depresión”, compartió “Juan”, paciente con trastorno bipolar.

“El trastorno bipolar se va a caracterizar por dos periodos de tiempo, llamados episodios, que va a tener por un lado elevación del estado de ánimo con euforia, con aumento de la energía, con hiperactividad, pero con problemas de juicio, con problemas de conducta, pero con un malfuncionamiento de la persona, y por lo mismo, con un problema psicosocial. Y el otro episodio es el de los episodios depresivos, en donde las personas van a tener momentos de depresión que van a durar meses”, agregó el doctor Enrique Chávez, presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana.

Este es un padecimiento psiquiátrico complejo. Hay casos en que los dos episodios, tanto de euforia y depresión pueden manifestarse al mismo tiempo.

Este padecimiento tiene un componente genético. 50% de las personas que van a manifestarlo inician en la adolescencia.

Para los 16 o 17 años la mitad de las personas que van a tener trastorno bipolar ya tuvieron su primer episodio maniaco. Entonces eso implica que es una enfermedad de aparición muy temprana y que, obviamente, va a afectar la vida de las personas. Son gente que lleva su vida normal, pero cuando aparece la enfermedad es cuando realmente va a tener un mal funcionamiento”, explicó el doctor Enrique Chávez, presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana.

Una de las graves problemáticas de este padecimiento es el diagnóstico tardío según los especialistas estos padecimientos tardan entre cinco y 10 años en saber qué es lo que tienen, Juan tiene 40 años, a punto del divorcio, ahora se encuentra bajo tratamiento médico y está tratando de recuperar la confianza de su esposa e hijos.

Llevo un año prácticamente de tratamiento, donde la vida ha sido muy complicada. Yo creo que ha sido más complicada para mi familia, para mi esposa y para mis hijos. Por supuesto que, para mí, finalmente, yo he aceptado que tengo un problema yo sé que he cometido muchos errores. Ella buscó el apoyo profesional, el apoyo médico y juntos hemos tratado de avanzar en esto”, dijo “Juan”, paciente con trastorno bipolar.

El trastorno bipolar no tiene cura, pero puede controlarse efectivamente con medicamentos psiquiátricos y psicoterapia que debe ser permanente.

Para sensibilizarnos sobre este padecimiento, este 30 de marzo fue el Día Mundial del Trastorno Bipolar.

En México aproximadamente un millón 600 mil personas tiene trastorno bipolar.

 
Con información de Irlanda Maya
Vm,

CARGANDO...