Avisa por WhatsApp que su exnovio la quería vender y desaparece

Linda manzo gómez

Una joven de 22 años envió un mensaje de auxilio a su familia en el que aseguraba que un exnovio estaba tratando de “venderla” a un hombre en un bar. Horas después fue declarada desaparecida.

Hasta ahora, se desconoce su paradero.

El lunes 6 de marzo, Linda Manzo Gómez salió de su casa alrededor de las 19:00. Advirtió a su familia que iría a ver a su amigo y ex novio Francisco Molina Ibarra que trabaja en la aduana de Manzanillo.

Paloma Manzo Gómez, hermana de la desaparecida, aseguró que Linda se comunicó alrededor de las nueve de la noche para decir que se encontraba bien. Sin embargo, a las tres de la mañana recibieron un mensaje de voz vía WhatsApp en el que Linda Manzo aseguraba que Francisco Molina, su exnovio, había tratado de “venderla” a un hombre mayor en un bar.

Dijo que se había escapado del lugar y se había subido a un taxi. Desde entonces, todas las llamadas a su celular caen a buzón y nadie sabe de su paradero.

La familia de Linda Manzo se desplazó al lugar señalado en la madrugada pero nunca la encontraron. Horas después presentaron una denuncia formal en el Ministerio Público.

Linda Manzo Gómez trabajaba en distintas tiendas de ropa y en restaurantes de Manzanillo. Actualmente habitaba en la cabecera de Tecomán.

Su exnovio, que niega las acusaciones de la familia, sigue siendo la última persona que la vio.

Con información de Proceso.

comentarios
CARGANDO...