¿Un condón que se desenrolla solo? Tú puedes hacerlo realidad

Condon desenrolla solo Pronto

La idea de un condón que se desenrolla solo nació en Sudáfrica frente a la enorme crisis de SIDA a la que se sigue enfrentando el continente africano. Si bien el problema del SIDA tiene muchas ramificaciones, una de las mejores maneras de prevenirlo sigue siendo el uso del condón. Es por eso que Willem van Rensburg pensó en un condón que pudiera ser fácil de usar, seguro y que siempre se aplique de manera correcta. Así, nació Pronto.

Rápidamente, el condón ha generado gran expectativa con el público en general y ha sido muy bien recibido en los grupos de enfoque. Por ahora, sólo existe una variante ultra-delgada pero la compañía planea sacar condones de todo tipo. Las ventajas de esta nueva tecnología son muchas: el condón siempre se coloca en la posición correcta, no tiene que ser tocado por las manos del usuario y son los mejores preservativos que el dinero puede comprar.

Pronto es un condón que viene en un paquete que no se había visto antes en el mercado de los preservativos: tiene un suaje a la mitad del empaque, el cuál solo se tiene que rasgar, estirar hacia los lados para poder abrirlo y que el condón se asome, y, sin tener que manipularlo o ver si lo estás poniendo en la dirección correcta, sólo se coloca suavemente sobre el pene hasta llegar a la base.

Esta gran idea pasó a ser realidad gracias a la Fundación Bill & Melinda Gates, pues el Pronto fue inventado hace 10 años sin tener todavía el dinero suficiente para un desarrollo real. Así, van Rensburg se acercó a la fundación del magnate de Microsoft para recibir fondos adicionales y relanzar el condón con un nuevo diseño que hace más fácil abrir el paquete y ponérselo. Toda esta campaña se logró a través de Indiegogo y, con este apoyo, logrará aumentar su capacidad para la fabricación de estos modernos salva-vidas de látex.

CARGANDO...