Historias de chilangos deportados de Estados Unidos

El seguro de desempleo del Gobierno de la CDMX ha beneficiado a 357 personas que fueron deportadas de Estados Unidos. (Getty images)

El seguro de desempleo del Gobierno de la CDMX ha beneficiado a 357 personas que fueron deportadas de Estados Unidos. (Getty images)

Luis se fue de la Ciudad de México en 1983, año en que llegó a Texas a trabajar: “Me dediqué a trabajar en la cocina, me considero como un chef profesional”.

Antonio recorre las calles de la capital mexicana. Está a tres mil 250 km de Kentucky, estado que albergó su sueño americano desde que migró en 2007: “Trabajaba en la construcción, haciendo casas y remodelando”.

Carlos hizo una vida a 3 mil 500 km de la ciudad de México en Carolina del Norte: “También trabajé de jardinero, cortando pasto y restaurantes, la cocina, el lavar platos, de todo, preparador”.

Después de que fueron deportados, estos mexicanos buscan empleo en la capital del país. Ofrecen la experiencia adquirida en el mercado laboral estadounidense.

Como chef en Texas, Luis ganaba en promedio cuatro mil 400 dólares por mes, es decir, casi 80 mil pesos mensuales.

En buscadores de empleo por Internet para la Ciudad de México, FOROtv encontró el puesto de Luis con un rango de 15 a 45 mil pesos mensuales de percepción.

En Kentucky, en la rama de la construcción, Antonio tenía un ingreso de cinco mil 600 dólares mensuales. En pesos mexicanos su salario era superior a los 100 mil pesos al mes.

En la Ciudad de México y el resto del país, el oficio de albañilería que conoce Antonio registra un salario mínimo de 110 pesos con 62 centavos al día, es decir 3 mil 318 pesos al mes; esto de acuerdo con la consulta ciudadana de salarios mínimos profesionales 2017.

El empleo es muy bien remunerado, aquí ¿qué vas hacer? ¿Cuánto puede uno ganar? ¿dos mil pesos por mucho a la semana? Está difícil, muy difícil, es el choque que uno tiene aquí, la remuneración es muy diferente”, explicó Antonio Hernández, capitalino deportado de Estados Unidos.

Por su parte Carlos, en Carolina del Norte, reportaba un salario de cuatro mil dólares o el equivalente a aproximadamente 72 mil pesos al mes como jardinero y ayudante de cocina general.

De ingresos por los dos oficios en la capital de la República Mexicana obtendría cada mes de cinco mil a siete mil pesos en promedio.

Otro problema para los capitalinos deportados es la edad. Luis con 59 años, Antonio con 53 y Carlos con 47, no han podido encontrar empleo en la Ciudad de México

En algunos lugares pues no sé, hay un poquito de discriminación, como dicen que ya tengo más de 45 años me dicen que no, que no califico”, compartió Luis Hernández.

“Y vienes a una ciudad donde todo está muy competido, he buscado empleos y por la edad que tengo es muy difícil, muy difícil encontrarlos, experiencia la tengo, desgraciadamente lo que no me ayuda es la edad”, agregó Antonio Hernández.

Pienso poner un pequeño negocito, es lo que tengo idea, porque también quizá pueda trabajar en restaurantes, pero como ya tengo una edad avanzada, aquí es diferente, aquí ya no aceptan una persona de 50 años o de 45 para arriba”, añadió Carlos.

Estos tres capitalinos deportados recibirán dos mil 207 pesos mensuales por medio año como parte de un seguro de desempleo del Gobierno de la Ciudad de México.

El programa ha beneficiado a 357 capitalinos que regresaron a la capital tras haber sido expulsados de Estados Unidos.

A pesar de la adversidad laboral y económica que enfrentan en la ciudad de México, Luis, Antonio y Carlos no tienen intenciones de regresar a Estados Unidos, por lo menos en el tiempo que dure Donald Trump como presidente.
Con información de Enrique Martínez
VM,

CARGANDO...