¿A qué supo la jornada 3 de la Liga MX?

Cruz Azul y Monterrey dieron sabor a la jornada 3 de la Liga MX

Después de un amarguísimo viernes en el que Donald Trump asumió la presidencia de los Estados Unidos, arrancó como paliativo a la frustración la jornada 3 de la Liga MX que se antojaba emocionante, y más bien resultó sorpresiva. Como cuando esperas un pastel espectacular y al final recibes un panqué y pues, lo terminas disfrutando.

Cafecito con refill

Al medio tiempo de su partido contra el Monterrey, el Cruz Azul estaba tan frustrado como cuando muerto de frío pides un café de olla y te sirven una taza milimétrica. Perdía 2-0 en casa. Venía de ser derrotado en sus dos últimos partidos (uno en liga y uno en copa) y las esperanzas en Paco Jémez empezaban a enfriarse como un café expuesto a los siete grados celsius de la mañana. Pero vino la buena noticia: este cafecito tenía un emocionante refill… y el Cruz Azul demostró agallas, coraje y buen futbol para empatar en el segundo tiempo, haciendo el último gol (que en realidad fue autogol) en el minuto 92. El café nos ha enseñado que si damos traguitos chiquitos no nos quemamos y se disfruta más.

Se quemó el pavo

Ahora que pasó Navidad todos pasamos por este emocionante proceso de esperar la cena. Primero el frío nos hace saber que se acercan las fechas, luego se organiza el plan y se define qué se va a cenar y por último vivimos la preparación hasta tener esa rebanada de pavo frente a nosotros en la mesa. Ahora imaginemos que ese pavo tan fantaseado se quema. Así se sienten los aficionados del América con su refuerzo estrella, el guardameta Agustín Marchesín que llegó de Santos como el mejor portero de la Liga, pero con los azulcremas le han anotado ocho goles en apenas tres partidos. Esta vez fueron los Tigres los que le quemaron la cena al América, pasándole por encima 4-2 con dos anotaciones de Ismael Sosa. Tal vez sólo se quemó la parte de afuera y lo mejor del portero está por venir, pero vaya que ha dado de qué hablar.

En el último minuto

Si algo hay de malo con las taquerías es que en algún momento tienen que cerrar, y no hay nada tan satisfactorio como llegar en el último minuto después de sentir que nos vamos a quedar sin la dosis de pastor de la noche. Así se sintieron los Pumas contra el León, cuando Jesús Gallardo aprovechó la diagonal de Rabello para anotar con un tiro cruzado en el minuto 92. El Gullit Peña que la semana pasada fue el héroe, en este partido se comió dos goles claros. Un equipo organizado no hubiera llegado rayando a la promoción, pero en este futbol, el corazón y el empuje a veces valen más… y el equipo de Palencia tiene ambas cosas.

La pasa amarga

Hay cosas como las pasas que no sabemos bien si nos gustan o no y hay que probarlas para definir una postura. Ahí es donde aparece la pasa amarga, siempre oportuna para hacernos creer que son terribles. Tal es el caso de las Chivas, que con Almeyda han consolidado un estilo de juego, aunque no han sido tan ganadoras como se esperaba. Este fin era la prueba de las pasas y con la derrota en casa ante Tijuana parece que a los aficionados del Rebaño Sagrado les salió la amarga y empezarán a tener menos paciencia con los suyos. Todo parece indicar que si la siguiente pasa vuelve a salir igual, Vergara se meterá a la cocina para hacer de las suyas.

En otros partidos del futbol mexicano, Veracruz derrotó 1-0 a Atlas; Morelia y Santos quedaron 1-1; el Necaxa sorprendió al derrotar al Pachuca; Jaguares sorprendió con una espectacular victoria sobre el Toluca 1-0; y Puebla y Querétaro se echaron un partido de mal del puerco en el que empataron sin goles. En el menú del próximo fin de semana Tijuana recibirá al Cruz Azul el viernes, Pachuca al Toluca el sábado, y Pumas al Necaxa el domingo. Ya platicaremos a que supieron esos encuentros.

 

comentarios
CARGANDO...