10 excéntricos seguidores de Donald Trump que le han dado el poder a la derecha extrema

Donald Trump, Roger Stone, Steve Bannon, Alex Jones

Roger Stone (AP Photo/Seth Wenig)

Algunos de ellos aseguran que solo están interpretando a un personaje en la plaza pública, otros asumen una falsa modestia y aseguran que sus logros han sido exagerados por los medios liberales, y otros aseguran que simplemente estaban haciendo su trabajo.

Ellas son las figuras del escenario político que jugaron un papel importante al pavimentar el camino de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos y ahora promueven las políticas más radicales impulsadas por el presidente. En este proceso, también han abierto las puertas a una fuerza política que siempre se había mantenido en los márgenes en Norteamérica: la derecha extrema.

Libertarios, paleoconservadores, identitarios… las etiquetas van y vienen, pero si algo tienen en común, es que sus opiniones inspiran más miedo en el resto del mundo que las palabras de su mesiás. Estas son las voces más influyentes que tienen la atención de los seguidores de Donald Trump:

1. ALEX JONES

Originario de Dallas, Texas, Alex Jones es el locutor de un programa de radio que lleva su nombre y la mente detrás de InfoWars.com. Conocido como el heredero de Rush Limbaugh, Jones ha ganado su reputación como un vocero de la derecha, por vender suplementos para aumentar la masa muscular y por sus teorías de la conspiración que cruzan el umbral de la razón. Ha dicho al aire que los ataques del 11 de septiembre fueron orquestados por el gobierno y que la masacre en la escuela de Sandy Hook fue una farsa para promover el debate contra la portación de armas. Es un fan de hueso colorado (literalmente) de Trump y viceversa.

2. GAVIN MCINNES

El llamado “padrino del movimiento hipster”, McInnes fue uno de los fundadores de Vice Media en 1994. El escritor canadiense cuenta con su propio show en la radio, contribuye a la página conservadora Rebel Media, se ha proclamado a sí mismo como un antisemita, e incluso cuenta con su propia organización de ultra-derecha de nombre Proud Boys, orgullosos de su actitud chovinista. McInnes renunció a Vice en 2008, citando “diferencias creativas” como el motivo de su salida. Y como era de esperarse, apoya la propuesta de Donald Trump a favor de un veto musulmán.

3. LAUREN SOUTHERN

Periodista y activista política canadiense. Al igual que McInnes, Southern también contribuye en Rebel Media. Simpatiza y participa en movimientos identitarios y de derecha extrema, no solo en Norteamérica, sino también en Europa. Southern saltó a la fama hace un par de años por sus videos en redes sociales, en los cuales intenta argumentar contra varias posturas feministas. Como periodista independiente, cuenta con acceso a las ruedas de prensa de la Casa Blanca.

4. MALIK OBAMA

El medio-hermano incómodo de Barack Obama es todo una personalidad de Twitter e incluso fue invitado personalmente por Donald Trump al tercer debate presidencial. Nacido en Kenia, sus padres fueron Barack Obama Sr. y la primera esposa de éste, Kezia. Barack y Malik se conocieron hasta 1985, pero fueron buenos amigos desde entonces, por lo menos hasta que Barack fue elegido presidente de Estados Unidos. Desilusionado por los resultados de su propia campaña para gobernador en su condado local en Kenia (y la falta de apoyo mostrada por su medio-hermano) Malik se volvió un ferviente seguidor del partido Republicano.

5. MILO YIANNOPOULOS

El ex-editor de la sección de tecnología de Breitbart jugó un papel importante en la popularización de la alt-right, tanto en su natal Reino Unido como en Estados Unidos. Orgulloso de ser gay al mismo tiempo que un conservador de derecha, Yiannopoulos fue una voz que se lanzó con furia contra las posturas liberales que apoyan al feminismo, la justicia social, y los derechos civiles de migrantes. Sin embargo, al momento de probar las primeras mieles de la fama mainstream, un escándalo vinculado a la justificación de la pederastia marcó su caída de vuelta al inframundo de las redes sociales.

6. PALMER LUCKEY

Un emprendedor que fundó la empresa de realidad virtual Oculus VR y diseñador del Oculus Rift. Cuando Facebook adquirió su empresa en marzo de 2014 por 3 mil millones de dólares, Luckey se volvió un multimillonario. No tenía más de 21 años en aquel entonces. El año pasado, durante la campaña presidencial, Luckey se declaró un libertario y fiel seguidor de Donald Trump. Financió un movimiento de nombre Nimble America, el cual lanzaba propaganda contra Hillary Clinton. Se rumora que también tuvo un rol importante en la difusión de memes dentro del emergente movimiento de la alt-right.

7. RICHARD B. SPENCER

Originario de Virginia, el polémico presidente del Instituto de Política Nacional -y uno de los líderes de la alt-right- Spencer ha rechazado la etiqueta de supremacista blanco, prefiriendo ser clasificado como un identitario. Cuando no está siendo golpeado en la cabeza por antifas, Spencer aboga una limpieza étnica pacífica, citando propaganda nazi. Entre los excéntricos voceros de la alt-right que impulsaron a Donald Trump a la Casa Blanca, Spencer es considerado como el más “repugnante” entre los conservadores moderados.

8. ROGER STONE

Un veterano de la guerra sucia que ha forjado su oficio desde los 70, Stone se jacta de ser un provocador. Como un discípulo de Richard Nixon (tiene un tatuaje de su cara en su espalda), Stone hizo su nombre como asesor de Ronald Reagan. Pero fue Donald Trump su obra maestra. A Stone le podemos agradecer por sembrar la semilla de la política en la mente del magnate de las bienes raíces. Stone le ofreció a Trump los consejos para diferenciarse de los demás candidatos, haciendo promesas que la base deseaba escuchar pero que su competencia no se atrevía a proponer (el muro fronterizo siendo el principal estandarte).

9. RUDY GIULIANI

A Rudy Giuliani le tocó ser alcalde de Nueva York durante los ataques del 11 de septiembre, por lo que ha gozado de una fama que inquieta a los estadounidenses. Por un lado, impulsó a una ciudad a superar el trauma del 11-s. Por el otro, sus estrictas políticas de seguridad le cambió la cara a Nueva York, para bien y para mal. Esas raíces neoyorquinas que comparten han puesto el escenario para que Giuliani y Trump tengan una fuerta (y algo extraña) amistad (ver video). Hasta la fecha “Rudy” sigue siendo su porrista #1 y asesor ocasional.

10. STEVE BANNON

Si todo presidente republicano es manipulado por un “poder detrás del trono”, Steve Bannon ha sido señalado como el siniestro titiritero en el caso de Trump. Como director ejecutivo de Breitbart, Bannon se encargó de promover una narrativa política que desprestigiara a la izquierda liberal en los medios electrónicos. A mediados del año pasado, Bannon dejó Breitbart para encabezar la campaña presidencial de Donald Trump, propinándole el empujón necesario para derrotar a la maquinaria política de los Clinton y alcanzar la meta que parecía imposible: Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. Y el mundo no ha vuelto a ser el mismo de entonces.

comentarios
CARGANDO...