10 pequeños datos felices que no te sabías sobre el gran Bob Ross

Bob Ross, pintura, paisajes, datos

Un día como hoy, pero de 1995, murió el inigualable (aunque a menudo parodiado) Bob Ross. A lo largo de diez años, el pintor de Florida tuvo uno de los programas más vistos, no solo en Estados Unidos, sino en el mundo. La facilidad y la rapidez con la que producía uno de sus famosos paisajes (en menos de 30 minutos) podía ser admirada por chicos y grandes.

Más allá de eso, el encanto de Bob Ross residía en su personalidad, más allá de su talento. Con frases como “cada árbol necesita un amigo” y “nadie comete errores, solo felices accidentes”, sus programas en la tele sindical eran el equivalente a una misa.

El “tao” de Bob Ross era capaz de entretenernos, relajarnos e inspirarnos, y por tal motivo, hacemos un recuento de 10 datos que tal vez no te sabías sobre este artista.

1. En sus mejores tiempos, alrededor de 80 millones de personas veían su show, cientos de personas llamaban a su número 1-800-BOB-ROSS, y le llegaban aproximadamente 200 cartas de fans por día. Incluso se dice que cuando sus seguidores regulares dejaban de escribir, él los llamaba para averiguar si estaban bien.

2. Ross descubrió su vocación a mediados de los 60, cuando la Fuerza Aérea lo envió a Alaska. Fue ahí que los paisajes -con sus grandes montañas cubiertas de nieve- despertaron una pasión en el joven sargento. En sus horas de descanso, Ross desarrolló su técnica para pintar rápidamente en latas, las cuales vendía a los turistas.

3. Así es, Ross alguna vez estuvo en la Fuerza Aérea, y como sargento, tuvo que dar órdenes, gritar y tratar a la gente con dureza, cosa nada agradable para un hombre de naturaleza tan serena. Por más increíble que parezca, Ross estuvo 20 años en el servicio, de 1961 a 1981. Dos años después tendría su programa, The Joy of Painting.

4. Para Bob Ross, la pintura era una forma honesta y alegre de guardarse un dólar en el bolsillo. Inspirado por las lecciones de su mentor, Bill Alexander, cualquiera podía dedicarse a la pintura.

Tradicionalmente, el arte ha sido para unos pocos. Nos han lavado el cerebro para creer que Miguel Ángel tuvo que acariciarte en la cabeza al nacer. Bueno, nosotros le mostramos a la gente que cualquiera puede pintar un cuadro del que puedan sentirse orgullosos. Puede que nunca se cuelgue en el Smithsonian, pero sin duda será algo que van a colgar en su casa con orgullo.”

La gran mayoría de sus pinturas las donó a PBS (la televisión pública de Estados Unidos) para recaudar fondos.

5. El hombre era un filósofo. Entre sus frases más citadas se encuentra esta joya (minuto 20:56 en el video de abajo).

Hay que tener opuestos, oscuridad y luz […] Es como en la vida. Tienes que tener un poco de tristeza de vez en cuando para saber cuándo llegan los buenos tiempos. Estoy esperando esos buenos tiempos justo ahora.

6. Y su hijo Steve no solo siguió los pases de su padre en la pintura, también se apega a su línea filosófica (minuto 23:08)

Puedes hacer lo que tú quieras y siempre se va a ver bien. Porque lo hiciste tú y tú eres maravilloso y tienes que creer eso.

7. ¿Por qué era tan popular? Jim Needham, gerente de la pequeña estación en Indiana que reclutó a Ross dijo:

Es fácil hablar con él y escucharlo, y eso se transmite a través del lente de la cámara. Tiene la rara habilidad de ser íntimo sin ser intrusivo.

8. Bob Ross era todo un ídolo en Japón y su show era transmitido dos veces AL DÍA. Tal era su fama que cuando fue de visita, la seguridad del aeropuerto tuvo que rescatarlo de una muchedumbre de fanáticos.

9. Alguna vez lo reclutó MTV para hacer un par de promos. “MTV, la tierra de los pequeños árboles felices.”

10. En sus últimos años de vida, Ross vivió en un pequeño pueblo de Florida de nombre Maitland, y compartía su hogar con cuatro ardillas que tenía de mascotas.

BONO: ¡Puedes ver TODOS los episodios de Bob Ross a través de su canal oficial en YouTube! ¡Las 31 temporadas!

Mira el ya legendario primer episodio:

CARGANDO...