Tin Tan, Pachuco, Cine, Películas, Germán Valdez, Legado

Tin tan a vuelo de recuerdo

Un año antes del fin de la segunda Guerra Mundial, el cine mexicano presentaba las películas de uno de sus mejores cómicos: Germán Valdés, “Tin Tan”.

Tin Tan grabó 105 películas (tal vez más), en las que presentaba una comicidad fresca, diferente, irreverente, todo esto vestido como un Pachuco.

Emigrante que residía en Estados Unidos de América, vivía en el sur de ese país pero regresaba siempre a México. Era distinguido por sus pantalones arriba de la cintura con pliegues, a veces con tirantes, saco de solapas grandes, camisa abierta, bigotes peculiares, un sombrero de corte redondo y una pluma.

La época de oro del cine mexicano tiene charros cantores, ídolos rancheros, nobles luchadores, rumberas sensuales, abuelas abnegadas, doñas poderosas, peladitos dicharacheros y también un “pachucote”: Tin Tan. Su nombre es corto pero su legado es enorme.

Tin Tan, Cantante, Pachuco, Cine, Películas, Germán Valdez
Era dadivoso con quienquiera que le pidiera dinero, lo que le trajo a la postre dificultades económicas.

Su seudónimo es musical, y es que Tin Tan era un sinónimo de musicalidad: Tin de campanita y Tan de campanota, Tin de fin, Tan de tantán.

Bailaba con un ritmo exacto y sus improvisaciones causaban risa:

Cantaba muy afinado moviendo la boca como una ola de Acapulco:

Durante los inicios de su carrera, Tin Tan percibía un sueldo de 40 pesos diarios con una compañía de teatro, pero cuando el estrellato llegó, el actor ganaba hasta 100,000 dólares extra por sus películas enviadas al extranjero.

Nació en la Ciudad de México pero gran parte de su vida la pasó en los Estados Unidos debido a que su papá era agente aduanal. Los mexicanos que radicaban en Estados Unidos en aquel entonces fueron creadores del movimiento pachuco. Un movimiento contracultural que creó parte del legado de las comunidades latinas en Estados Unidos. Los mexicanos y demás latinos en suelo estadounidense recrearon su cultura, dieron a luz a los pachucos, al movimiento chicano y al orgullo latino. Germán Valdés se consagró entonces con el papel del “Pachuco de Oro” con el personaje de Topillo Tapas en 1938.

Tin Tan, Cantante, Pachuco, Cine, Películas, Germán Valdés
Su humor físico lo diferenciaba del resto de los cómicos de la época.

Sus primeros oficios fueron ayudante de sastre, guía turístico y supervisor de la compañía luz y fuerza. Tin Tan tuvo la oportunidad de trabajar en radio y ahí imitaba a gente que admiraba como Agustín Lara, Toña “La Negra”, Pedro Vargas y Pedro Meneses (dueño de la estación de radio XEJ).

Años más tarde, comenzó a hacer teatro y ahí fue donde obtuvo el nombre de Tin Tan, gracias al empresario de teatro Jorge Maulmer. En un principio no le gustaba, sin embargo con el paso del tiempo ese apodo fue el  que trascendió.

Su primera aparición en el cine la hizo con el director René Cardona, quien le dio la oportunidad de hacer un Sketch en la película Hotel de verano en 1943. De ahí en adelante, acompañado de su gracia, no paró de hacer filmes.

Tin Tan, Cantante, Pachuco, Cine, Películas, Germán Valdez
En Hotel de Verano, tuvo su primer sketch cinematográfico.

Algunas de las películas más taquilleras y populares de Tin Tan son: El Hijo Desobediente, El Rey del Barrio, Calabacitas Tiernas, La Marca del Zorrillo, El Ceniciento, El Bello Durmiente y Las aventuras de Pito Pérez.

La voz de de Tin Tan no sólo es recordada cuando pensamos en su rostro, sino en algunos personajes emblemáticos para los que hizo doblajes inolvidables como el del oso Balú en el Libro de la Selva (1967), película que en ese entonces recaudó más de 73 millones de dólares. Fue tanto el éxito, que su voz se volvió a escuchar en el personaje de Tomás O’Malley en Los Aristogatos de 1970. Su último doblaje fue el personaje de “el pequeño Juan” en Robin Hood, cinta animada que se estrenó después de su muerte y que en 1973 tuvo ingresos por más de 32 millones de dólares.

Era tanta la popularidad de Tin Tan, que fue considerado para aparecer en la portada del Sgt.Pepper´s Lonely Hearts Club Band de The Beatles, junto con otros iconos pop de la cultura. Sin embargo lo rechazó por las fuertes críticas que tenía en ese momento la portada del disco. En su lugar prefirió que pusieran un árbol típico mexicano.

Tin Tan, Cantante, Pachuco, Cine, Películas, Germán Valdez
Tenía dotes para el canto, el baile y la música

Fueron décadas de éxitos en las que Germán Valdés se volvió una de las figuras más importantes de la cultura mexicana. Sin embargo, a principios de los años 70, su carrera comenzó a tener un declive. Empezó a aceptar papeles secundarios y enfermó de hepatitis, enfermedad que posteriormente le provocaría cáncer de estómago para finalmente perder la vida el 29 de junio de 1973. 

Tin Tan, más allá de su vida, sigue siendo una leyenda mexicana; un leyenda que sigue viva en el recuerdo de una ciudadanía que siempre cantará sus canciones.

¡Que viva siempre el pachuco original!

comentarios