Qué y quiénes tienen intereses en Siria

¿Qué intereses tienen las potencias extranjeras en Siria?

A continuación presentamos de manera breve los principales actores externos en el conflicto y sus principales intereses:

Estados Unidos

Barack Obama. (Photo by Alex Wong/Getty Images)

Barack Obama. (Photo by Alex Wong/Getty Images)

Hasta el día 6 de abril de 2017, el gobierno estadounidense se había opuesto al régimen de Bashar al-Assad sin llevar a cabo operaciones directas contra este gobierno, aunque apoyó y entrenó a rebeldes “moderados”. El ataque a la base aérea marca un cambio en la aproximación al conflicto en Siria. Previamente se había aconsejado a Obama que no atacara Siria (el propio Trump se había manifestado en contra del intervencionismo). Pero ¿cuál es el interés de Estados Unidos en Siria?

Donald Trump. (Photo by Alex Wong/Getty Images)

Donald Trump. (Photo by Alex Wong/Getty Images)

Las cuestiones económicas juegan un gran papel aquí, pero la presencia rusa podría ser la más importante, pues el valor que tiene Siria en términos de recursos no es tan grande como el que representara Irak. Las dos grandes razones son:

  • Lucha contra el terrorismo: El creciente caos es un terreno fértil para las organizaciones terroristas (como Al-Qaeda). Territorios de estados donde un gobierno tiene poca influencia han sido espacio para que estos grupos puedan operar. Las consecuencias de la presencia terrorista se han traducido en atentados en diversas partes del mundo y en inspirar a lobos solitarios a actuar. Sin embargo, la inestabilidad en la región ha sido señalada como el motivo de la existencia de estos grupos y la presencia de intereses extranjeros parece alimentar esto. ¿Cómo podría ayudar a estabilizar la presencia de EE.UU?
  • Contener la presencia de Rusia: Hasta el momento en que cayeron misiles en la base aérea de Siria, la mayor fuerza militar en el país era la de Rusia. El país gobernado por Vladimir Putin ha mostrado su fuerza militar por un pequeño costo (para Rusia) al mandar ataques aéreos sobre objetivos opositores al régimen de Assad. De este modo, si Estados Unidos no hace presencia en el asunto, estaría permitiendo que Rusia tome las cartas sobre el resultado que venga tras la crisis en Siria. Rusia

Rusia

Vladimir Putin. (Photo by Matt Dunham — WPA Pool /Getty Images)

Vladimir Putin. (Photo by Matt Dunham — WPA Pool /Getty Images)

El papel de Rusia en Medio Oriente es centenario. Actualmente, Rusia tiene una base naval en Siria. Las relaciones entre Putin y Assad hacen de Rusia su aliado militar más importante. No por nada protestó el mandatario ruso por el ataque del 6 de marzo a Siria. A lo largo del conflicto, Rusia ha utilizado su veto para frenar sanciones a Siria, apoyando internacionalmente y defendiendo el régimen de Assad. Y estas podrían ser sus razones principales para hacerlo.

  • Tartus: La base naval que controla Rusia en Siria se llama Tartus, fundada por la entonces Unión Soviética. A pesar de que esta base no es muy grande, es la única entrada que tiene el gobierno de Putin al Mar Mediterráneo. La posibilidad de la caída del régimen de Assad significaría poner en riesgo esta estación militar (usada principalmente para reparación y abastecimiento). Mantener presencia en la región se convierte en una expresión de poder frente a Estados Unidos y otras potencias mundiales y regionales.
  • Lucha contra terroristas: Rusia ha sido objetivo de varios ataques terroristas (el último ocurrido en San Petersburgo). El Estado Islámico se ha pronunciado como autor de diversos ataques contra Rusia, como el efectuado contra un avión en el Sinaí. De modo que Rusia teme que si este grupo extremista llegara a triunfar consolidando su poder en la región, podría haber serias amenazas contra ciudadanos rusos. Sin embargo, el gobierno de Putin no ha hecho un gran esfuerzo, pues menos del 10% de los ataques aéreos en Siria han sido dirigidos contra el Estado Islámico.
  • El apoyo de la ciudadanía rusa a Putin: Hacer presencia en Siria ha sido una razón para que Vladimir Putin mantenga la idea de que Rusia es poderoso. Putin enfrenta en casa serias críticas por la forma en que la prensa y el activismo ha sido violentada, por ataques contra los derechos de grupos LGBT, inestabilidad económica, presuntos ataques mortales contra sus opositores competencia, etc. El llevar su país a la guerra en siria ha resultado en el aumento de su popularidad internamente.

Irán

Hasán Rouhaní.
Hasán Rouhaní. (Photo by Sergey Guneev/Host Photo Agency/Ria Novosti via Getty Images)

Hasán Rouhaní. (Photo by Sergey Guneev/Host Photo Agency/Ria Novosti via Getty Images)

El papel de Irán, tiene orígenes religiosos, económicos y también de influencia en la región. Han sido ávidos en apoyar el régimen de Assad con equipo militar, comandantes, entrenamiento y asistencia para combatir contra rebeldes, kurdos y el Estado Islámico. Entre sus principales razones están:

  • La presencia de Irán en la región: Tanto por motivos religiosos como económicos, el apoyo que ha brindado Siria a Irán ha ayudado a posicionar el poder iraní. El gobierno de Assad ha jugado un papel importante para el abastecimiento de las tropas de Hezbollah. Estas tres facciones representan un bloque importante de musulmanes pro chiítas. Además, gracias a Siria, el gobierno iraní tiene acceso al mediterráneo, sin olvidar que el abastecimiento de Hezbollah conecta este asunto con otro tema delicado en la región: el conflicto con Israel.

Arabia Saudita

Salmán bin Abdulaziz.
Salmán bin Abdulaziz. (Photo by Lintao Zhang/Pool/Getty Images)

Salmán bin Abdulaziz. (Photo by Lintao Zhang/Pool/Getty Images)

El gobierno saudi ha proporcionado un fuerte financiamiento a ciertos grupos rebeldes en Siria que luchan contra Assad. Este país ha expresado que el gobierno de Assad no puede aportar a la resolución del conflicto y que habría que removerlo con una transición o por la fuerza, por lo que ha apoyado a grupos rebeldes “moderados” e islamistas. Cabe decir que el gobierno de Arabia Saudita es musulmán sunita, grupo que ha tenido conflictos con los chiítas, grupo al que pertenece Assad.

  • Conflicto Irán-Arabia Saudita: El gobierno iraní y el saudi han sido rivales por el control del golfo persa, sin embargo han mantenido una especie de “guerra fría” donde se han evitado los conflictos bélicos. Más bien se han utilizado herramientas políticas para posicionarse. Por este motivo, Arabia Saudita apoya a los enemigos de Bashar al-Assad, quien ha sido un fuerte aliado de Irán. Si esta alianza llegara a romperse, el gobierno iraní se vería en serios problemas para mantener su dominación sobre el golfo persa. Además los conflictos en Líbano y Palestina han sido motivos de aumento en las tensiones entre estos países.

Turquía

Tayyip Erdoğan.
Tayyip Erdoğan. (Photo by Sean Gallup/Getty Images)

Tayyip Erdoğan. (Photo by Sean Gallup/Getty Images)

Finalmente Turquía se ha hecho partícipe en el conflicto auxiliando a rebeldes anti Assad. Desde el principio del conflicto, Erdogan, el más alto mandatario de Turquía, ha sido crítico con Bashar al-Assad argumentando que es imposible que el pueblo sirio “acepte a un dictador que ha llevado a la muerte a más de 350 mil personas.” La situación de este país se hace más compleja por su relación con Rusia, que ha sido tensada por los enfrentamientos entre turcos y sirios. Rusia y Turquía son aliados a pesar de esto. El papel de Turquía ha sido excepcional, pues no sólo apoya rebeldes, sino que ha atacado al Estado Islámico y a los kurdos sirios (grupo con el que tiene un largo historial de conflicto).

  • Conflicto kurdo: Turquía tiene interés en limitar al pueblo kurdo. Este grupo se ha posicionado en el conflicto en Rojava, zona que se encuentra entre Siria e Iraqy se expande en distintas regiones de Medio Oriente.

El conflicto desatado en Siria ha puesto a diversas potencias en una tensa situación donde su influencia podría determinar un control regional. No se termina aquí el asunto, que parece ser rebasado por el creciente aumento de intereses. No es sorprendente que el conflicto en Medio Oriente sea tan difícil de solucionar.

Lee más sobre el conflicto en Medio Oriente

comentarios