Los experimentos nazis en el Holocausto del Dr. Mengele

Los mórbidos e inútiles experimentos nazis del “Ángel de la muerte”

En 1979 un hombre se ahogó en las costas de Brasil. El cuerpo de esta persona fue enterrado con un nombre que resultó ser falso, pues en 1985 sus restos fueron desenterrados y tras una investigación forense, su nombre fue revelado. El nombre que este cuerpo tuvo en vida fue Josef Mengele, también conocido como “El Ángel de la muerte.” El seudónimo no es una vana referencia.

Este hombre fue buscado durante décadas cuando terminó la segunda guerra mundial y el régimen Nazi fue derrotado en Alemania. Su nombre surgió en diversas ocasiones durante los juicios de Nüremberg pues fue un médico en el campo de concentración de Auschwitz, luego de que en 1942 fuera herido en el frente oriental contra la URSS. Fue ahí donde se ofreció como voluntario en el campo de concentración.

Dr. Josef Mengele (Foto por Keystone/Getty Images)

(Foto por Keystone/Getty Images)

Josef Mengele formó parte de la planeación que desembocó en “La solución final”, plan que idearon los nazis para erradicar a la población judia, cobrando la vida de al menos 6 millones de judios en Europa. Mengele fue uno de los que lograron escapar de la justicia a pesar de sus atrocidades.

¿De qué se trató su trabajo en el campo de concentración?

Los trabajos en el campo de concentración

Mengele, teniendo 32 años, siempre estaba preparado para los experimentos y proyectos en los campos. Él era el encargado de proveer el gas Zyklon B, un pesticida hecho con cianuro, en las cámaras de gas. Los prisioneros le temían al verlo. En una ocasión, se reportó que en una cuadrilla de prisioneros hubo un brote de piojos (tifus). Mengele procedió a usar el gas letal sobre el centenar de mujeres de la cuadrilla.

Incontables personas murieron bajo el mando de Josef Mengele ,y tras la ejecución de los prisioneros en las cámaras de gas, los Sonderkommando (prisioneros que trabajaban en el campo) eran enviados a buscar en las cavidades de los cuerpos cualquier objeto valioso que pudieran encontrar y preparaban los cuerpos para los crematorios.

(Foto por Keystone/Getty Images)

(Foto por Keystone/Getty Images)

Mientras que ese era un trabajo industrial de muerte, su labor no se quedaba ahí. Hay que recordar que era doctor y como alto oficial del régimen Nazi, supervisaba experimentaciones médicas y él mismo ejecutaba y dirigía algunas. Estos fueron sólo algunos de los experimentos:

  • Altitud extrema: Buscando explorar la resistencia humana y su supervivencia en altitudes extremas, las víctimas eran puestas en cámaras de baja presión donde era simulada la altitud.
  • Experimentos de congelación: Para investigar sobre los modos más efectivos de tratar a una persona que ha pasado mucho tiempo expuesta a bajas temperaturas, las personas eran sometidas para permanecer en agua helada hasta por 3 horas.
  • Bombas incendiarias: Con la intención de encontrar métodos farmacéuticos para tratar las quemaduras, las víctimas eran quemadas.
  • Experimentos con agua de mar: Buscando la forma de crear agua potable del mar, procesaban agua con químicos y después obligaban a los prisioneros bebérsela.

Los gemelos de Mengele

Los niños en los campos de concentración no tenían suerte. Generalmente eran asesinados al llegar. Sin embargo, había un grupo de personas que tenían una suerte diferente. Al llegar no eran ejecutados, sino separados del resto de los prisioneros. Mengele tenía un especial interés por los gemelos, a quienes daba un trato diferente, pero no gentil. Sus estudios en medicina estaban dirigidos principalmente a comprender la genética.

En Auschwitz, Mengele realizó estudios a hermanos gemelos, quienes normalmente morían después de que se les hacían experimentos y tras su muerte eran disecados y meticulosamente estudiados por este doctor. Su objetivo era comprender por qué habían diferencias entre los gemelos.

Uno de los experimentos más sonados que Mengele aplicaba sobre los gemelos era su intento fútil para crear siameses. El ‘Ángel de la muerte’ supervisaba operaciones donde se cosía a hermanos para ver si podían funcionar con un mismo torrente sanguíneo, sin embargo se infectaban los puntos donde los juntaban, y los gemelos morían por gangrena. También experimentaba haciendo cirugías sin anestesia y haciendo transfusiones de sangre.

Los experimentos no aportaron al conocimiento científico. Josef Mengele nunca fue capturado. Los Aliados aseguran que murió, pero distintas declaraciones indicaron que pudo haber escapado a Sudamérica donde vivió con empleo, casa e incluso manteniendo su propio nombre. Se cree que murió en una playa de Brasil en 1979.

comentarios