Las islas de Revillagigedo: el paraíso mexicano en peligro

Unas pequeñas islas en el océano pacífico representan los puntos más lejanos a los que se extiende el suelo mexicano. Es en ellas donde se concentra una riqueza biológica inmensa. Se trata de las islas del Archipiélago de Revillagigedo y el día de hoy están siendo amenazadas: ¿por qué está en peligro este paraíso mexicano?

El Archipiélago de Revillagidedo forma parte del estado mexicano de Colima y se localiza entre 720 y 970 kilómetros al oeste de Manzanillo. Fue el 6 de junio de 1994 que las islas fueron declaradas área Natural Protegida, después, en 2016, fueron declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco.

El proyecto Por El Planeta ha documentado la extraordinaria riqueza de especies que habitan en sus profundidades.

Por otro lado, la ubicación de las islas también es beneficiosa para México ya que amplía la zona económica exclusiva de nuestro país. Pero quizá sea esto último lo que está condenando a este santuario marino.

El paraíso depredado

El Archipiélago de Revillagigedo no ha podido escapar de la ambición de los grandes barcos tiburoneros y atuneros. La gran amenaza que lo acecha constantemente y lo saquea es esa: la pesca comercial.

Según Benito Bermúdez, director regional de CONANP en la península de Baja California, que las islas se encuentren tan lejanas las hace vulnerables:

El hecho de que se encuentren tan aisladas puede ser un botín para muchos

Tortugas, langostas, delfines, tiburones y otras especies han sido sido asesinados gracias a prácticas ilegales de pesca comercial.

En este reportaje te puedes enterar de uno de los más terribles hechos que le ocurrió a la isla de San Benedicto apenas en 2007:

Aquí en México todavía no hemos llegado a comprender que no podemos explotar todo. Tenemos que. Debe haber lugares que debemos proteger. Nos puede dar más beneficios a largo plazo que explotar estas poblaciones como lo estamos haciendo ahora.

InvestIgador Octavio Aburto (Instituto de Oceanografía Scripps)

La pesca comercial en la zona núcleo del archipiélago está prohibida, así lo estipulan las regulaciones de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, sin embargo, según Eréndira Valle Padilla, maestra en Ciencias Sociales y cineasta, se ha documentado la pesca comercial tanto de tiburones y atunes como la pesca deportiva en esta área.

Desgraciadamente, no sólo los animales en Revillagigedo son víctimas del saqueo y la depredación, también podrían ser víctimas por la riqueza mineral de la zona:

Extracción de minerales, otra amenaza

Si el comercio ilegal amenaza a los animales, la extracción de minerales en aguas internacionales del océano pacífico es una amenaza para el ecosistema entero.

Desde el año 2016, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, agencia perteneciente a las Naciones Unidas que se encarga de desarrollar reglamentos y procedimientos relacionados con la extracción de minerales en el fondo marino fuera de los límites de jurisdicción nacional, otorgó concesiones de exploración en aguas internacionales que colindan con la zona económica exclusiva de México, muy cerca del archipiélago de Revillagigedo.

Son por lo menos 32 naciones, entre ellas Francia, Japón, China, India, Reino Unido, Alemania, Singapur e incluso consorcios de Rusia y Estados Unidos los que tienen interés en extraer estructuras polimetálicas conocidas como nódulos de manganeso.

Estas estructuras son ricas en minerales que despiertan el interés internacional, pero los procedimientos para extraerlas podrían dañar las condiciones en las que viven los animales que habitan las islas.

Desde las particulas que contaminarían el agua hasta el ruido que generarían, pues podrían perturbar a tiburones y ballenas lo que afectaría sus rutas migratorias, incluso residuos químicos podrían terminar vertidos en el mar.

Este reportaje da cuenta de esta otra amenaza:

Una oportunidad

Pero no todo está perdido ya que el Gobierno podría actuar para proteger y evitar que se siga destruyendo este paraíso mexicano.

El Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Alejandro del Mazo Maza, expresó al respecto:

Estamos en la actualización del programa de manejo y en donde vamos a prohibir la pesca deportiva en todo el polígono que conforma el Archipiélago de las Revillagigedo

Con esto se prohibiría la pesca en 12 millas náuticas que equivales a 6 mil 367 kilómetros cuadrados del Área Natural Protegida. Esto suena bien, aunque investigadores biólogos aseguran que estas millas no serán suficientes para proteger a la fauna marina.

La pesca comercial tiene como objetivo conseguir atún, tiburón y mero, pero, lamentablemente, durante su faena llegan a provocar la muerte incidental de especies protegidas como tortugas, delfines y mantarrayas gigantes.

Los investigadores han propuesto al gobierno que el área protegida sea de cerca 278 mil kilómetros cuadrados para que cubra las cuatro islas y a los animales que viven entre ellas.

En este reportaje se explica el proyecto:

Pesca y turismo, ¿desarrollo o conservación?

La pesca comercial, la pesca deportiva y el buceo de recreo empiezan a afectar el equilibrio ecológico del Archipiélago de las Islas Revillagigedo, en México, pero quienes más lo afectan, de acuerdo con el político, investigador y ecologista Gabriel Quadri, son los grupos pesqueros, que “piensan que el mar sólo sirve para pescar”.

Aquí les presentamos una mesa que analiza esta situación:

¿Habrá paraíso para el futuro?

 

comentarios