Dolores del Río: la primera triunfadora latina en Hollywood

Hollywood es conocido como el lugar en el que se consolidan los grandes actores y actrices; es donde el cine estadounidense hace llegar sus películas a todos los rincones del mundo. Se encuentra en Los Ángeles, comenzó siendo un barrio hasta que terminó siendo la cuna de esta industria; la mayoría de los actores que son conocidos en todas partes es por su paso en este lugar. Un espacio que guarda hueco para artistas, no sólo estadounidenses, sino del todo mundo y los mexicanos no son la excepción; es el caso de Iñarritu, Cuaron,Gael García, Diego Luna, Del Toro, Salma pero sin duda la pionera fue la maravillosa Dolores del Río.

Dolores Del Rio

Diva de Hollywood, Dolores nació el 3 de agosto de 1905 en Durango. Comenzó su carrera en 1925 cuando el famoso productor estadounidense Edwin Carewe, se encontraba en una boda en México y conoció a Dolores y su marido. Quedó fascinado con ella y los invito a que fueran a Hollywood, él estaba seguro de poder convertir a Dolores en una estrella. La pareja accedió y emprendieron su viaje.

Dolores Del Río, la heredera y Primera Dama de la Alta Sociedad mexicana, ha llegado a Hollywood con un cargamento de chales y peinetas valuados en 50.000 dólares (se dice que es la muchacha más rica de su país gracias a la fortuna de su marido y la de sus padres). Hará su debut en la película Joanna, dirigida por su descubridor Edwin Carewe.”

Esta fue la publicidad que el productor uso para que el mundo de Hoollywood la conocieran, junto a su marido.

Antes de llegar a Los Ángeles, ambos cónyuges tenían problemas económicos, sin embargo para Carawe era sumamente importante que la gente pensara que era una alta dama de la sociedad mexicana, él estuvo todo el tiempo pendiente de ella, le enseñó a entender y hablar inglés.

Su debut en el cine  mudo fue con Joanna, película que se estrenó a finales de 1925 en la que interpretó el papel de “Carlotta da Silva” una vampira de origen español y brasileño, en esta cinta la actriz tiene un papel pequeño y solo aparece unos minutos. Fue hasta el cuarto filme en el que Carewe le da el papel de protagonista en Pals First (1926) y de ahí en adelante la carrera de Dolores no paró, fue la primera estrella mexicana en consolidarse en Hollywood.

Dolores Del Rio en Joanna

Al principio, los estudios no buscaban que Dolores interpretará una belleza mexicana, por el contrario ella actuó de francesa en El precio de la gloria, de rusa en Resurrección y La bailarina de la ópera. A la llegada del cine sonoro, los productores no sabían hacer otra cosa que rodar musicales, a Del Rio le tocó cantar en Evangelina y otras películas. Hollywood buscó en ella desde la nota exótica hasta una madre mestiza de Elvis.

Por otro lado, el rostro de Dolores del Río inspiró a pintores como Diego Rivera, Covarrubias y Orozco.

Dolores del Rio y Elvis Presley

En los años 30 en Hollywood se realizó la “caza de brujas” en la que no permitían a ningún comunista actuar, dirigir, producir o hacer cualquier otra cosa en una película. A Dolores esto le afectó junto con Lupe Vélez, Ramón Novarro y otros actores de origen mexicano, quienes fueron acusados de comunistas en California después de asistir a la función especial  de la película ¡Que viva México! de Sergei M. Eisentein. Stanlin reclamó las copias de la película para que fueran editadas en la Unión Soviética y vetadas en Estados Unidos. Se provocó un escándalo y Dolores no fue contratada para ninguna película durante un año. Esta persecución ridícula fue el inicio del declive de la carrera de Dolores en Hollywood.

En 1940 conoció a Orson Wells con quien comienza un tormentoso romance que provoca el divorcio de Dolores con su segundo matrimonio. Ella decide abandonar su carrera y dedicarse a estar con el director; Estuvo a su lado durante la obra maestra de Wells: El ciudadano Kane.

Orson Wells y Dolores del Rio

Después del gran éxito,  el director tenía pensado una infinidad de trabajos para Dolores,  sin embargo surgió un escándalo después de El Ciudadano Kane y la productora de la nueva película. Dolores se solidarizó con él y abandonó la cinta que habían comenzado a grabar:  Journey into Fear.  Meses más tarde ella decidió terminar la relación así como su vida en Estados Unidos. De este modo, empacó su cosas y se decidió por regresar a México.

Dolores del Rio en México

Dolores regresó a México para consolidarse como una gran actriz. Llegó en la época de oro del cine mexicano, aquí rodó películas que son piezas clásicas de la cinematografía nacional y mundial. Trabajó junto con los grandes del país: Emilio Fernández, Ismael Rodríguez, María Félix y  Carlos Velo, creando clásicos que serán recordados por siempre. Fue la primer mujer mexicana no sólo en triunfar en Hollywood, también fue la primera en salir en bikini y en pintarse los labios rojos en forma de corazón, ella rompió con las fronteras y abrió paso para las siguientes generaciones en el cine americano.

Que corran para siempre nuestra películas, sin interrupción, (…) que hasta la Muerte se quede dudosa si la representas como muerta o si la padeces como viva”.

 

comentarios